Crespo.- Ingresó y pasó a estudio en comisión del Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que apunta a concientizar y disminuir el consumo de sodio, presente en la sal común, como uno de los factores de riesgo para enfermedades renales, cardiovasculares y cerebrovasculares. La iniciativa presentada por el bloque del Frente Crespo Nos Une propone implementar en el ámbito local el Programa “Menos Sal Más Vida”.

Propuesta

El proyecto prohíbe en establecimientos gastronómicos ofrecer a los clientes sal en saleros, sobres o cualquier otra presentación “que permita el uso discrecional de sal por parte del consumidor, excepto que expresamente el comensal lo requiera”.

  • Se invita a los comercios a tener sal con bajo contenido de sodio, “en caso de ser requerida”;
  • Se adhiere a la Ley Nacional Nº26.905, sobre promoción de la reducción del consumo de sodio en la población;
  • Los establecimientos deberán contar con menú hiposódico en la carta, sin uso de sal agregada ni caldos artificiales, con enlatados enjuagados y materia prima con bajo sodio;
  • La Municipalidad brindará asesoramiento para elaborar menúes hiposódicos “en caso de ser solicitado por los titulares del establecimiento”;
  • Los establecimientos como bares, restaurantes y otros donde se expendan comidas, deberán colocar carteles en lugares visibles, con la leyenda “El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”;
  • Multas: quienes no cumplan con la ordenanza serán sancionados con montos de 600 a 6 mil pesos; la reiteración de las faltas precedentes eleva la multa al triple de su monto. Al sumar tres multas consecutivas en el término de un año, el establecimiento será sancionado con una clausura de 30 días;
  • La Municipalidad deberá desarrollar una campaña con actividades concretas y difusión de información, suscripción de convenios con instituciones de salud o gastronómicas vinculadas a la temática;
  • La norma entrará en vigencia a los 30 días de promulgada.

Argumentos

La iniciativa recuerda que el consumo de sodio presente en la sal está asociado a diversas Enfermedades no Transmisibles (ENT) como hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y renales, “las cuales constituyen la principal causa de morbimortalidad en todo el mundo”.

Se señala la alta carga en los sistemas de salud que genera la creciente prevalencia de ENT, según la Declaración Política sobre Prevención y Control de ENT establecida por la 57ª Asamblea Mundial de la Salud, organizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2004. Luego la Declaración Política sobre la Prevención y el Control de las ENT, establecida por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en 2011 estableció que “es esencial aunar los esfuerzos con el objetivo de reducir los factores de riesgos” de las ENT.

Acciones oficiales

Se recuerda en los considerando que, para bajar el sodio como factor de riesgo para la salud, la OMS recomienda no superar el consumo de 5 gramos de sal por día y por persona. Pero, en Argentina se ingiere hasta 3 veces más la cantidad de sodio recomendada. En este contexto recuerda la iniciativa que el Ministerio de Salud de la Nación por medio de la Resolución Nº1083 de 2009 estableció la Estrategia Nacional para la Prevención y Control de ENT y el Plan Argentina Saludable. En 2010 Salud, Agricultura, organismos técnicos, representantes de las industrias alimentarias y de organizaciones sociales, articularon actividades con el fin de evaluar y acordar la reducción de contenido de sodio en productos alimenticios.

En 2011 se profundizó la iniciativa “Menos sal, más vida” y se incorporaron reducciones de sodio a alimentos procesados y envasados, a través de convenios suscriptos entre los ministerios de Salud y Agricultura de la Nación y las principales industrias y cámaras alimentarias del país.

Programa entrerriano

En tanto, el Ministerio de Salud de Entre Ríos, adhirió a esta estrategia que cuenta con tres pilares fundamentales: la concientización de la población para disminuir el consumo de sal; el acuerdo con las industrias y la propuesta a las panaderías para que disminuyan el sodio en el pan. En Entre Ríos, las enfermedades cardiovasculares causan el 31% de las muertes y, en su mayoría, se presentan por presión arterial.

En particular, en nuestra provincia se avanzó con acuerdos voluntarios con la Federación de Panaderos y el Centro de Panaderos de Paraná, con 25 panaderías adheridas de las cuales 22 están certificadas en el uso bajo de sodio. Las panaderías adheridas están en Paraná, Oro Verde, Aldea María Luisa, Crespo y Chajarí; y se avanzó en capacitación a panaderos en Gualeguaychú, Feliciano, Colón, Villaguay, Concepción del Uruguay y Basavilbaso.

Desde que se vienen implementando las diferentes iniciativas ya se están evitando 4 mil muertes por año en todo el país por enfermedades cardio y cerebrovasculares y renales.

Se proyecta llegar a 2020 con un consumo de 5 gramos por día y por persona, teniendo en cuenta que se empezó esta iniciativa con y promedio de 12 gramos diarios.

El proyecto ingresó en la sesión del miércoles 16 de agosto y pasó a estudio en comisión.

Temas aprobados

  • En la misma sesión se aprobó la ordenanza que dispone la venta de una fracción de terreno en el Parque Industrial, a favor de Carolina Schneider, para el desarrollo de una planta elaboradora y comercializadora de agua mineralizada baja en sodio. El predio tiene 1.431 metros cuadrados de superficie y se vendió en 357.937,50 pesos, a abonar en 24 cuotas mensuales de 14.914,06 pesos.
  • También se aprobó la norma que procedió a derogar las ordenanzas Nº77/04 y Nº 52/07. Ambas ordenanzas se refieren a la instalación de barrios cerrados o countries. La 77/04 regulaba el desarrollo de esa modalidad de urbanización; en tanto la 52/07 aprobó el primer proyecto de ese tipo que, finalmente, no se llevó a cabo. En los considerando se determinó que la instalación de barrios cerrados “no es una política que adoptamos, ya que no fomenta un desarrollo equilibrado y socialmente integrado de la ciudad y su ejido”.

1 Comentario

Dejar respuesta