Un hombre fue detenido en San Benito, acusado de integrar una violenta organización criminal que operaba en tres provincias argentinas y que realizaba robos millonarios en explotaciones rurales. También hubo procedimientos en Viale y en un negocio ubicado sobre la Ruta Nacional 12, donde se incautó dinero, armas que habrían sido utilizadas en los asaltos, maquinarias y otros elementos.

Los allanamientos fueron ordenados por la justicia santafesina, donde tramitaban varias causas por robos que se sucedieron en los últimos meses en distintos establecimientos rurales de esa zona del sur de la provincia.

Las fiscales Lorena Aronne y Marianella Luna ordenaron allanamientos simultáneos en 12 domicilios particulares, comercios y campos de Rosario, San Nicolás y San Benito (en Entre Ríos); y dispusieron la detención de 14 personas, 12 hombres y 2 mujeres, todos mayores de edad.

En Entre Ríos se realizaron tres procedimientos: en San Benito, Viale y en un negocio de venta de maquinarias agrícolas ubicado sobre la Ruta Nacional 12, en Paraná. Según pudo saber El Diario, en el primero de los allanamientos, en una vivienda en calle Urquiza de la localidad satélite, fue detenido Juan Isidro Bertagnole, de 51 años, sospechado de integrar la violenta organización delictiva.

En los registros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Bertagnoli figura como dedicado a la “venta al por menor de combustible para vehículos automotores y motocicletas (incluye la venta al por menor de productos lubricantes y refrigerantes)”, desde 2009.

También aparece como socio en la firma PNA Sociedad Periodistica SA, editora de un pasquín de distribución gratuita, cuya inscripción se registró el 7 de julio de 2010. El objeto social de esa empresa es la “edición, impresión y comercialización de libros, periódicos, revistas, y todo tipo de publicaciones; venta de insumos relacionados; prestación de servicios gráficos, publicitarios y de marketing en general” y Bertagnoli figura como director suplente.

En los procedimientos realizados en la provincia, efectivos de la División Robos y Hurtos de la Policía, que colaboraron los agentes santafesinos, secuestraron además una maquina sembradora, un acoplado, herramientas varias, 55 mil pesos y 7 mil dólares en efectivo, teléfonos celulares, computadoras, filmaciones de cámaras de seguridad y dos armas de fuego con su respectiva cartuchería.

Los primeros pasos

La investigación que permitió desarticular esta organización delictiva fue dirigida por las fiscales Aronne y Luna, de Casilda, que desde hacía dos meses venían siguiendo la pista de una serie de robos en establecimientos rurales y, presumiblemente, hechos de piratería del asfalto en el sur de la provincia de Santa Fe.

Las fiscales lograron establecer patrones comunes en ocho causas que tramitaban en los tribunales provinciales, pero no se descarta que la banda “haya tomado participación en otros hechos delictivos”, reconoció la fiscal Aronne en una rueda de prensa. En ese marco, los investigadores determinaron que los movimientos de dinero de la banda serían millonarios y creen que habrían cometido más de veinte robos.

En los distintos allanamientos se incautaron maquinarias agrícolas de gran porte, como sembradoras, tractores y carros para el transporte de granos, entre otros elementos, por un valor que supera el millón de pesos, según se indicó.

Asimismo, la fiscal explicó que “dentro de la organización criminal, cada uno de los partícipes tomaban distintas modalidades a fin de cometer los hechos, algunos eran en despoblados y en banda, robos tipo escruches –como se denomina a los hechos cometidos en viviendas en ausencia de sus moradores– y otros robos calificados con privación ilegítima de la libertad y con el uso de armas”. En esa línea, no descartó, por ejemplo, que también ejecutaran robos bajo la modalidad de piratas del asfalto.

Tras los allanamientos realizados el martes, la fiscal confirmó que “se recuperaron maquinarias agrícolas de gran porte, insumos agropecuarios e implementos para el trabajo de campo, como amoladoras y soldadoras”. (El Diario)

Dejar respuesta