El cuento del tío es proteico, cambia de formas, pero renace sin terminar nunca de morir. El SMS de un número de Mendoza que desconcertó hace unos meses a muchísimos entrerrianos, ahora se potenció con otro que encierra una aparente publicidad: Si querés conocer las ofertas de Visa responde Visa. Se trata otro gancho para una potencial estafa, alertan especialistas en delitos informáticos.

La presidenta del Centro de Jubilados de Paraná, Rubelinda Borghese, recordó que en los celulares llega un mensaje diciendo simplemente “Hola” o “Agendá mi número” o “¿Te puedo llamar?”, lo que “es el gancho para una potencial estafa, según los especialistas en delitos informáticos. No es la primera vez que sucede, y eso no frena que siga sucediendo. Antes eran llamadas desde la cárcel o desde números privados buscando información, pero ahora ese mensaje se potenció con otro que, bajo una aparente publicidad dice: Si queres conocer las ofertas de Visa responde Visa. Lo sospechoso es que desde donde llega también tiene característica de Mendoza”.

Según explicó, el procedimiento es así: “Mandan mensaje y la respuesta ya les da nombre y apellido a ese número. De acá a un mes, o dentro de seis meses, se contactan nuevamente con usted y ahí se produce el intento de estafa. Hay varias metodologías, pero las más comunes son los secuestros virtuales y los premios falsos”.

Al 911, No

Aunque el primer consejo es el mismo de siempre: no contestar, la forma del mensaje desconcertó a muchos y varios cayeron en la trampa. “Estamos ante estafadores”, explicó Borghese. “Ni bien cayó ese mensaje en el celular de mi hermana, Teresita, llame al 911 pero allí me dijeron que ese servicio no es para esas denuncias, que debía ir a la comisaria para que me tomen la denuncia”.

La dirigente detalló que tiene un antecedente de 2011, cuando la llamaron de parte del Nuevo Bersa, para informarle que los billetes se vencían y los debía cambiar. “Entonces me dijeron que empleados del banco vendrían alrededor de las 14 para reemplazarlos. La policía no me dio bola, siendo que tenía el número de teléfono desde donde me habían llamado. Sólo hicieron un comunicado cuando perjudicaron efectivamente a una persona”.

Alerta roja

El Centro de Jubilados y Pensionados de Paraná, del que Borghese es presidenta, alertó a pasivos afiliados a estar atentos ante llamados de personas inescrupulosas que no tienen otro objetivo que el de recabar información sobre el ahorro de dólares o pesos para robárselos luego. “Llaman por teléfono, saben nuestro nombre y por ejemplo, en que banco operamos, para sacar información sobre la existencia de dinero para robárnoslo”.

Borghese alertó a los jubilados “para que no brinden ninguna información sobre los movimientos económicos o financieros”.

Antecedente

En 2011, ella misma sufrió el accionar de un delincuente que la llamó. “Una persona

llamó al teléfono fijo de mi casa y dijo que era un empleado del Banco de Entre Ríos. Sabía mi nombre completo, donde vivo, que tengo 70 años y que cobro en el Nuevo Bersa. Acto seguido me dijo que no me presenté a la entidad, y que desde allí me habían mandado una carta. Le dije que no había recibido nada, y quise saber qué pasaba porque una señora del barrio me había dicho que le querían cobrar un crédito que ella nunca había sacado”.

Pero la insolencia del hombre fue más allá: “me dio un número de disposición del Banco Central que decía que a partir del mes de diciembre dejaban de circular determinadas series de dólares y me dijo: ¿’cómo no te presentaste antes?’. Según él, el banco los autorizaba a que me avisaran a mi casa para cambiármelos…”.

La rapidez, fundamental

Azorada, Borghese le respondió al supuesto empleado que no tenía dólares. “Cuando le dije eso, enseguida me preguntó en que ventanilla cobro, a lo que le respondí que los jubilados no cobramos por ventanilla sino por cajero. Cuando le dije que no tenia dólares, me dijo que me fijara en la serie de los billetes de pesos y me aconsejó cambiarlos…”.

Ni lerdo ni perezoso, al ver que la mujer no caía en sus artimañas, el hombre le pidió disculpas. “Como en el teléfono tengo identificador de llamada, me quedó grabado un celular de Rosario. Fui a la policía y me preguntaron si era un número de la cárcel, pero no me dieron bola. Lo que sí me dijeron es que esto es más común de lo que yo creo, que no me preocupara. Y la verdad es que a mí me preocupa que aparezca un pobre viejo con los 20 dólares o pesos que tiene y se lo roben estos tipos que se abusan y siempre hay alguno que pescan desprevenidos”.

Borghese aconsejó a los jubilados que siempre vayan al banco cuando deben hacer alguna consulta, pero instó a que no atiendan a nadie en la casa, ni den informaciones de ninguna naturaleza. “Mi teléfono no figura en guía, y entonces me pregunto: ¿cómo lo tenía el que me llamó?”.

Más estafas en Entre Ríos

Hace un tiempo fue una banda de supuestos operarios telefónicos la que dejó el “tendal” en varias localidades entrerrianas y luego dos mujeres fueron víctimas de engaños mediante llamados telefónicos a su vivienda de Villaguay de presuntos empleados de Obras Sanitarias.

Esto le pareció muy sospechoso a una de estas mujeres, y cuando les transmitió su sospecha, automáticamente cortaron la comunicación. Desde Obras Sanitarias se dejó especificado que no se han realizado ningún tipo de llamados y que esas acciones no pertenecen al ente municipal.

Dejar respuesta