En julio, las trabajadoras de casas particulares lograron un aumento salarial del 25 por ciento en cuatro tramos, con cláusula de revisión en marzo de 2019.

El primer tramo del incremento salarial es del 12 por ciento y es retroactivo al 1 de julio de 2018. El segundo de un cinco por ciento, se deberá pagar a partir del 1 de septiembre de 2018, mientras que el tercer tramo de un cinco por ciento, será a partir del 1 de diciembre 2018. Por último, un tres por ciento se tiene que abonar a partir del 1 de marzo 2019. Este último con una cláusula de revisión, con respecto al costo de vida y la inflación.

Además, el plus por Zona Desfavorable (Sur del País), pasa a ser del 25 por ciento, a partir del 1º de julio de 2018.

La hora para personas que realizan tareas generales en una casa pasa de 71,50 a 80 pesos y la hora para cuidado de personas de 76,50 a 84,50 pesos.

Por otra parte, desde el sindicato comentaron: “estamos citados el 10 de agosto a las 11, para la firma del acta definitiva. Se solicitó también -y así va a figurar-, que ninguna remuneración del personal de casas particulares, sea menor al Salario Mínimo, Vital y Móvil; que se establezca en el ministerio de Trabajo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here