Entre Ríos.- El miércoles 5 de marzo en la segunda sesión ordinaria del 138 período legislativo presidida por el vicepresidente primero del Cuerpo, Aldo Ballestena, quien estuvo asistido por el secretario Natalio Gerdau y el pro secretario José Kramer; el Senado sancionó definitivamente el proyecto de ley del Poder Ejecutivo que adhiere en el Capítulo IX Del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal establecido en Ley Nº 27.341 de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio 2017, que establece un recorte en el gasto público y endeudamiento. Además, en el articulado se invita a los municipios entrerrianos a que adhieran a las disposiciones de la norma una vez sancionada.

En los fundamentos se indica que hacia fines del año 2004, por Ley Nº 9.592, la Provincia de Entre Ríos adhirió al Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal instituido por Ley Nacional Nº 25.917, el cual estableció “reglas generales de comportamiento fiscal a fin de dotar a la gestión pública de una mayor transparencia y mejorar la eficiencia del gasto público”. Tal régimen planteó una “conducta fiscal basada en tres preceptos básicos”: por un lado, “limitar el crecimiento del gasto: estableciendo en este sentido que el incremento del gasto público no puede crecer por encima del incremento nominal del PBI”. Otro de los puntos hacía referencia al “equilibrio presupuestario y financiero”, lo que implicó que “el Gobierno deberá cerrar sus presupuestos preservando el equilibrio financiero en sus cuentas”. El tercer punto refería al “endeudamiento sostenible”, por el que se estableció que “los servicios anuales de la deuda no superarán el 15 por ciento de los Recursos Corrientes Netos de Coparticipación a Municipios”.

Bajo el apartado “Cambios en el Contexto Económico”, se explica que “iniciado el año 2008 se desencadena la crisis financiera internacional que afectó a la economía mundial en su conjunto, alterando o desvirtuando todas las variables económicas, con un fuerte proceso de desaceleración; y atentando directamente contra la salud fiscal de los distintos estados, tanto provinciales como nacionales, dificultando el cumplimiento de todas las previsiones oportunamente consideradas, provocando en la mayoría de las jurisdicciones desequilibrios financieros y por ende, una situación de déficit, que, una correcta conducta administrativa puede evitar”.

Con el título “Consecuencias de la crisis”, en el proyecto se afirma que tal situación generó “la necesidad de implementar modificaciones transitorias a fin de adecuar el régimen fiscal instituido por la Ley Nº 25.917 al escenario económico que se define durante este proceso de crisis, pero preservando siempre el orden y la transparencia que dicha norma persigue como principal objetivo”.

En la cronología se hace referencia a la Ley Nº 26.530, a la que la Provincia adhirió por Ley Nº 9.949, y cuyos alcances se encontraban exclusivamente limitados a los ejercicios 2009 y 2010 por resultar los períodos más castigados por el impacto de este fenómeno económico. Los alcances de lo dispuesto en los Artículos 1º y 2º de la Ley Nº 26.530 se fueron prorrogando hasta el ejercicio 2016 inclusive.

El capítulo IX de la norma nacional “Del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal” a cuya adhesión se dedica el proyecto ingresado consta de ocho artículos, uno de ellos destinado a invitar a las jurisdicciones a adherir.

Responsabilidad fiscal

Fue el senador Ángel Giano (Frente para la Victoria) quien hizo una serie de consideraciones en base a los fundamentos originales que acompañan la iniciativa. Puntualizó la crisis externa, que impactó en las cuentas públicas, y destacó la búsqueda de un equilibrio financiero y que los endeudamientos sean sostenibles.

Resaltó Giano lo actuado por la provincia en búsqueda de estos objetivos, destacando los logros en relación a la difusión de información, que ha generado elogios de organismos nacionales en relación a la transparencia.

En el proyecto se invita a los municipios de la provincia a adherir a las disposiciones contenidas en el proyecto que ahora pasa al Ejecutivo para su promulgación.

Por su parte Raymundo Kisser, titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, expresó el apoyo de Cambiemos a la propuesta del Poder Ejecutivo, recordando que “Venimos a acompañar esta iniciativa, y estamos dispuestos a volver a discutir cuando corresponda, los cambios de este proyecto. No venimos a ciegas, lo hemos estudiado, tenemos nuestras preocupaciones, pero nos fue informado y no tenemos dudas que esto no tendrá impactos sociales negativos”, argumentó Kisser.

El proyecto, como en diputados, fue aprobado por unanimidad.

Dejar respuesta