Victoria.- El jueves pasado la Directora Departamental de Escuelas, Claudia Pereyra, con quien intentamos comunicarnos, estuvo cuestionada por AGMER planteando que accedió a un cargo siendo la titular de la delegación de educación local.

Mientras Paralelo 32 esperaba el llamado prometido por parte de Pereyra, para que se expresara sobre el tema, la docente llamó a una conferencia de prensa para dar explicaciones sobre estos cuestionamientos.

En diálogo con los medios explicó que tiene 31 años de antigüedad en la docencia de Nivel Primario, tuvo la posibilidad de participar de un concurso para ocupar una suplencia como Supervisora de la Zona C. Aseguró que para este acto se realizó una convocatoria pública por lo cual estuvieron muchos en conocimiento de que este cargo se concursaba, porque no solamente se difundió a nivel departamental sino que también se hizo a través de los mecanismos que tiene el Consejo General de Educación. “Esto llego a todos los ámbitos provinciales”, señaló.

En la lista para participar estaba en un orden de mérito que obtuvo a través de lo realizado durante toda la carrera docente. Agregó que estaban presentes cinco personas que aspiraban al puesto y por todo lo antes explicado resultó favorecida, aceptando la nominación.

Después de esto, como no se puede ocupar dos cargos, renunció a la Dirección Departamental Victoria. De todas maneras explicó que esta dependencia no se encuentra acéfala porque en su condición de Supervisora está a cargo de la Dirección Departamental hasta que la superioridad resuelva si sigue o designa a otra docente en ese lugar.

Aseguró que en el futuro solamente ocupará el cargo de Supervisora, de todas maneras ha tomado contacto con la superioridad poniéndose a disposición.

En consecuencia, el CGE deberá resolver si Pereyra en su condición de Supervisora esté a cargo de la Dirección. Algo similar ocurrió con la designación de Susana Moutounet, que replicó una situación similar. Para simplificar; un docente con rango y sueldo de Supervisora puede estar a cargo de una Dirección Departamental.

Por otra parte aseguró que para presentarse a un cargo no tiene que renunciar al anterior, sí debe hacerlo cuando le adjudican por concurso ese nuevo puesto, como efectivamente ocurrió. Por tal motivo, hasta el 23 de abril estuvo al frente de la Departamental y a partir del 24 tomó el cargo de Supervisora y renuncio al puesto anterior, que quedó vacante.

“En ningún momento la reglamentación me impide continuar mi carrera docente y puedo tomar un cargo superior, lo único que debo hacer es renunciar para no ingresar en incompatibilidad”.

Dejar respuesta