Hernández.- En el transcurso de la semana, en horarios de la tarde una jubilada de esta localidad recibió un llamado teóricamente proveniente de la Anses, donde se le dice que ha sido beneficiada con la Reparación Histórica y que ya está disponible para el cobro  la primera cuota, a continuación enumeraba una serie de pasos para hacerse con el monto acreditado. En un momento se le otorgó entidad al llamado en razón de que poseía cierta precisión en algunos datos filiatorios. La operatoria exigía que la titular del beneficio debería estar a una hora señalada en el cajero automático del Banco de Entre Ríos y que en esos momentos recibiría  otra llamada con las instrucciones y los distintos códigos necesarios para materializar el depósito del importe.

Tomado conocimiento de lo acontecido por familiares y una consulta telefónica con una abogada previsionalista, terminó por confirmar que de ninguna manera el trámite respondía a la operatoria normal de  la Anses y que se trataba  de una estafa.

A la hora convenida para que la titular se presente en el cajero automático, el supuesto agente llama nuevamente, esta vez atendido por familiares. Interrogado sobre ciertas inconsistencias terminó por desbaratar su falso argumento al identificarse como Emilio Basavilbaso, es decir el actual titular y Director Ejecutivo de la Anses a nivel nacional.

Esta práctica es muy común, son muy frecuentes estos llamados con esta argumentación truculenta. Cuando el destinatario del cuento se presenta ante el cajero automático, las instrucciones que recibe son para transferir fondos de su cuenta (si los tiene) a la cuenta del delincuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here