Crespo.- La oficina Municipal de Estadísticas (OME) elaboró el informe “Recaudación tributaria y ejecución del gasto” correspondiente al 5º bimestre de 2017, meses de septiembre y octubre. Entre las principales conclusiones del informe se puede destacar que continúa con superávit la gestión municipal; bajó el porcentaje de recursos propios y provinciales; aumentó la dependencia de recursos nacionales y el pago de sueldos insume casi un 60% de los gastos.

Información resumida sobre recursos

  • Hasta octubre, la recaudación acumulada fue de 238.102.960,31 pesos; los gastos totalizaron 231.057.758,49 pesos. Esto dio un resultado económico acumulado (superávit) de 7.045.201,82 pesos;
  • En el 5º bimestre hubo ingresos totales al Municipio por 42.559.124,43 pesos, y gastos por 40.143.631,88;
  • Desde la Nación llegaron en el bimestre 18.026.495,29 pesos (42,36% del total recaudado), desde la provincia 6.334.495,43 (14,88%); y por recaudación propia, la Municipalidad sumó entre septiembre y octubre 18.198.133,71 pesos (42,76%). Comparado con el 5º bimestre del 2016, bajaron los recursos propios en 2017, ya que el año pasado se recaudó un 47,1% en tasas locales; en tanto aumentaron los recursos nacionales frente al 35,7% recibido en 2017; por otra parte, hace un año el 17,2% de los ingresos llegó por coparticipación provincial.
  • De recursos propios, los principales ingresos del 5º bimestre de 2017 provienen por la Tasa de Higiene, que representa el 50,33% de lo recaudado. Por su parte, la tasa de agua y cloacas suma el 9,37%; Fondo Municipal de Promoción, 8,85%; Instalaciones Electromecánicas, 6,35%; tasas atrasadas, 6,35% y sistema de ahorro previo, 5,84%.

Gastos más significativos

Al analizar la evolución de los gastos, tomando los ítems más significativos para comprender la marcha general de la Municipalidad, se pueden resumir los siguientes datos aportados por la OME:

  • De los 40.143.631,88 gastados entre septiembre y octubre, 23.299.894,74 correspondieron a Personal (58,04%), 7.284.358,26 a Servicios No Personales, 5.765.511,29 a Construcciones; 2.494.252,25 a Bienes de Consumo; 1.108.964,86 a Transferencias Corrientes; y 190.650,48 a Maquinarias y Equipos;
  • Cuando se analiza el gasto por áreas, comparando el 5º bimestre de 2016 con el 5º de 2017, las mayores variaciones interanuales se dieron en Tránsito (289,04%), Producción y Desarrollo (223,82%), Barrido y Limpieza (140%), Recolección y Eliminación de Residuos (109,41%) y la Planta de Tratamiento de Residuos (51,10%). Para todas estas áreas aumentaron los fondos que percibieron, superando a la inflación que supera el 20%;
  • La deuda flotante acumulada (proveedores corrientes) a octubre suma 15.468.707,39 pesos;
  • Comparando bimestre a bimestre, el 5º de 2017 arrojó un aumento de pagos a personal de 42,2% respecto a igual período de 2016. Fue el aumento más significativo. Los gastos en construcciones aumentaron el 12,94%; los servicios no personales, 29,48%; los bienes de consumo, 23,01%. En tanto, cayó la inversión en maquinarias y equipos a -62,86% y también se redujeron las transferencias corrientes a -23,03%.

Tendencias preocupantes a futuro

Que la tasa de Higiene sea tan gravitante en los recursos municipales puede ser un problema a futuro, teniendo en cuenta que tanto Nación como Provincia presionan para bajar las alícuotas de tributos distorsivos de los costos en la actividad económica. El gobierno provincial ya presentó un ambicioso proyecto de ley para bajar Ingresos Brutos, el tributo equivalente a la TH municipal por sus efectos sobre la economía. El gobernador Gustavo Bordet pide a los municipios que adhieran a su letra y espíritu. Esto podría agravar la tendencia a depender de fondos nacionales, en primer lugar.

Si las reformas globales en marcha no salen bien, la Nación avanzará sobre el municipalismo centralizando aún más poder económico (ya representa cuatro de cada diez pesos que ingresan al Tesoro comunal crespense); así como ya tiene concentrado gran poder presupuestario sobre las provincias.

En materia de gastos, el principal ‘ruido’ informativo en la opinión pública se centra en los pagos a personal y la comparación entre la masa de fondos destinados a sueldos y la destinada a obras e infraestructura. En este caso, el debate de cara a una reforma estatal de fondo, sin golpes bajos u oportunismo político, debe tener en cuenta qué tipo de Estado municipal se busca. En un modelo de Municipalidad centrada en los servicios (acción social, minoridad, educación, salud, guardia urbana, mantenimiento de espacios verdes, bromatología y controles diversos) tendrá más incidencia el gasto en personal, especialmente si para la obra pública se pretende avanzar en sistemas de alianza público – privado donde una parte de las inversiones y del riesgo lo corra el sector privado, con sus propios recursos financieros y humanos, para aliviar presión sobre las cuentas estatales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here