Crespo- La empresa N.A.S.A. propietaria del Nuevo Cine Rex y Complejo Cine Círculo, en la capital entrerriana, tiene decidido instalar una sala de cine en nuestra ciudad, la que se pondrá en funcionamiento en enero o febrero del año próximo.

“Tenemos alquilado el local del Sr. Boris Lell, en calle Ramirez, frente al parque Los Guirisitos y estamos trabajando en el diseño de la sala, creemos que nos demandará unos tres meses más el proceso de apertura”- confirmó a Paralelo 32 uno de los socios, Juan Carlos Sánchez. Formando parte del proceso de instalación de esta iniciativa se decidió realizar un buen trabajo de sonorización, con el objetivo de ofrecer espectáculos de calidad

Explicó que se trata de una sala de 140 plateas, dotada de equipos de proyección y sonido de última generación, aires acondicionados frio calor, butacas nuevas distribuidas en forma escalonada, tipo estadio, para un mejor aprovechamiento del espacio y comodidad del espectador.

Sobre la apuesta, Sanchez señaló que “hace muchos años recibimos gente de todos lados de Entre Ríos en el cine Rex de Paraná, espectadores de Maciá, Rosario del Tala, Crespo y conversando con ellos, pusimos la mira y nuestro alma aventurero nos llevó a explorar en busca de un lugar adecuado. Lo vimos el año pasado y salió ahora”- comentó sobre la inversión proyectada en la ciudad.

Vuelta al cine

La iniciativa se ve alentada por el regreso del público a los cines. “Con la era de la digitalización hace unos cinco años, la gente volvió a la pantalla grande. Si nos retrotraemos en el tiempo hace seis años –evaluó- ni siquiera en Paraná teníamos un estreno. Solo tres o cuatro por año porque salía demasiado caro. Las distribuidoras atendían las cadenas de cine, Capital Federal y repartían en las grandes capitales provinciales como Rosario, Mendoza, mientras que los cines del interior e independientes pasaban a tercer o cuarto plano, las películas llegaban rayadas, cortadas”.

“Hoy eso cambió. Con la tecnología digital estrenamos títulos todas las semanas. La gente volvió al cine, mejoró proyección, imagen, sonido. Eso motiva a que uno vuelva a apostar al cine y abrir nuevas salas”- agregó el entrevistado.

Sánchez opinó que “el cambio tecnológico fue un bien para todos. A los cines nos trajo más espectadores y a las distribuidoras les abarató el reparto de películas, antes editar la copia fílmica salía caro para el reparto. También frenó la piratería, que fue un flagelo importante”.

Una entrada a los cines que administra la empresa N.A.S.A. cuesta $ 150 para películas 3D y $ 130 para las 2D. “Es la salida socialmente más barata”- sostuvo el entrevistado.

Dejar respuesta