Nogoyá.- ¿Alguna vez pensaste en bajarte del auto y subirte a la bici? Con la llegada del verano, cientos de nogoyaenses se suben a la bicicleta para lograr su objetivo: mejorar y mantener la salud, perseguir fines estéticos o despejar la cabeza, son algunas de las opiniones recolectadas en la calle. Una publicación en la página del famoso doctor Cormillot sostiene: “Ir al trabajo en bicicleta es una buena forma de moverse sin demasiado tiempo extra, además de ahorrar algunos pesos”.

Paralelo32, ante esta cantidad de ciclistas que se observan en el polideportivo y en el Paseo Los Puentes, consultó a la profesora de Educación Física, Joana Barreto, quien practica distintas actividades con su bicicleta. En principio, contó cómo se acercó a la bicicleta y mostró que su historia no difiere mucho a la que la mayoría ha vivido; de este modo, Barreto narró: “Siempre hubo una bicicleta en casa y ha sido utilizada como medio de transporte. Con el tiempo hemos ido cambiando de modelo y surgieron ´cuestiones´ para agarrarla como cuidar la salud, aprovechar la bici con fines estéticos o combatir el estrés”.

“Cuando estudiaba en el profesorado nos manejábamos en bicicleta, íbamos a todos lados, y luego la adopté también como una forma de entrenamiento. En Nogoyá la uso como medio de transporte y como curiosidad conocí el ciclismo recreativo. Ahí comencé a desarrollar esta actividad”, recordó.

Ambiente y salud

La profesora reconoció que “salir a entrenar” o “hacer bicicleta” por placer, por ocio y también para cuidado de la salud, “es una actividad que nos permite conocer, experimentar”. Además, agregó que es “viajar a través de un medio transporte ecológico ya que no realiza combustión y económico porque todos tenemos una bicicleta en la medida que podemos”.

En relación al ciclismo recreativo, la deportista explicó: “Hablamos de cicloturismo o de ciclismo recreativo como una actividad recreativa, deportiva y no competitiva que nos permite combinar la actividad física y en este caso, con el paseo recreativo”. “Nos permite relacionarnos con otras personas, se practica al aire libre, nos permite oxigenar el cerebro y también experimentar otras sensaciones mediante la realización del pedaleo”, sumó.

En la ciudad

Muchos nogoyaenses suelen abrir su cuenta en Facebook y observan que sus vecinos suben fotos en caminos de tierra junto a un grupo de ciclistas. En este sentido, la joven informó al medio: “En Nogoyá se practica en los caminos rurales, los caminos de la producción, que a veces están en buenas condiciones y a veces no”. “De a poco vamos conociendo otras rutas, otros lugares donde andar. Este año he visto que muchos han adoptado la bicicleta como forma de entrenamiento y forma de vida saludable”, agregó.

“Recorremos caminos hacia Montoya, Febre, Betbeder de tierra, de ripio o de broza. Además se pueden reconocer nuevos paisajes, callejones, calles angostas, senderos y  campos”.

“La rutina es salir entre una y tres veces a la semana, entre unos veinte y cuarenta minutos en forma relajada. Para los que recién empiezan se puede tomar el tiempo de descanso durante el recorrido”, sostuvo, al tiempo que aclaró: “Es un deporte en la medida que uno lo haga de forma estructurada”.

Recomendaciones

“Llevar agua, que la bicicleta esté en condiciones: con frenos, cámaras, cubiertas en buen estado, casco para la seguridad de nuestra cabeza, una cámara de repuesto, un inflador y elementos para poder cambiar en el caso de pinchar”, recomendó detalladamente la ciclista.

En otro orden aclaró que los horarios de salida, es decir, en los que se reúnen para pedalear son de mañana y de tarde. “En esta época en la cual ya calienta el sol, serían de mañana y a la tardecita. Durante la siesta no es recomendable por la insolación y las quemaduras. Es recomendable de cualquier modo usar protector”, encomendó.

Pedido

La aficionada, pensando en las fiestas que se vienen analizó y confesó: “Si alguien tiene la posibilidad de regalarle algo a alguien tiene que pensar que una bicicleta es uno de los mejores beneficios que una persona puede tener”. “Estamos regalando beneficios en salud, en independencia: un chico que puede ir a la escuela o hacer mandados en su medio de transporte se siente bien. Sería hermoso que los más chicos puedan tener su bicicleta”, dijo, y agregó: “Es una de las actividades físicas más completas ya que ayuda a prevenir dolores de espalda, proteger las articulaciones y mejorar el sistema inmunológico. Tiene un efecto en la salud mental ya que la persona se puede volver más positiva, más fuerte mentalmente”.

Para finalizar y sumar a las recomendaciones de la profesora local, la publicación mencionada anteriormente recomienda para andar en bicicleta: 1. Elegir la ruta con anticipación. Vaya por calles con poco tráfico, 2. Nunca se mueva a la izquierda sin mirar antes por el espejo o hacia atrás, 3. Imagine un eje virtual para seguir su camino. No zigzaguee, 4. Use casco incluso los días de calor, 5. Lleve ropa de colores que se vea bien, como amarillo, naranja, rojo y fluo, 6. Tenga la bici en buen estado, chequeéla antes de salir, 7. No sueltes las manos del volante, 8. No use auriculares. No escuche música ni hable por teléfono, 9. Si anda de noche, utilice luces y bandas reflectantes, 10.Tenga un timbre, bocina o silbato, 11. No circule por banquinas y veredas, 12. No circule en contramano y 13. Respete a los peatones y a los demás ciclistas.

Dejar respuesta