02/02/2017. Sierra de las Moreras, Mazarrón, Región de Murcia, España. Miles de abejas aparecen muertas delante de las colmenas sin apenas actividad en la Sierra de las Moreras, junto a Mazarron, Region de Murcia. Este es un espectaculo dantesco que ocurre cada año con total impunidad debido a las fumigaciones con plaguicidas toxicos que se llevan a cabo durante la primera floracion de frutales de hueso como los nectarinos. Greenpeace se ha desplazado a Mazarron alertado por la Asociacion de Apicultores de la Region de Murcia y ha sido testigo de la primera gran mortandad de abejas de este año. Para evitar que vuelva a pasar algo similar apicultores y ecologistas piden a las autoridades, tanto autonomicas como estatales, que actúen con urgencia, impidan el uso de plaguicidas durante la floracion de los cultivos, apoyen la prohibicion total de los plaguicidas mas dañinos para estos insectos y apuesten por una agricultura respetuosa con el entorno y las personas. ©Greenpeace/Pablo Blazquez ©Greenpeace Handout –No sales – No Archives – Editorial Use Only – Free use only for 14 days after release. Photo provided by GREENPEACE, distributed handout photo to be used only to illustrate news reporting or commentary on the facts or events depicted in this image.

Productores apícolas en Traslasierra quedaron devastados por la muerte de millones de abejas, lo que implicó no solo una pérdida económica sino todo el esfuerzo que pusieron para llevar adelante su producción.

Todo se dio a conocer a través de unos videos y fotos que se viralizaron la semana pasada, despertando interés en los medios locales

La zona afectada es un sector de unos 30 km entre el cruce a La Paz y la ruta 148. Allí los apicultores y entidades comenzaron un relevamiento para cuantificar las pérdidas del sector, al tiempo que ordenaron la toma de muestras para enviar a un laboratorio a los fines de procurar determinar qué provocó la muerte de las abejas. Aproximadamente, son 72 millones las abejas muertas.

Según indican los medios, la situación esta vinculada con una mala aplicación de productos fitosanitarios en la zona. Sin embargo, se siguen realizando las pruebas necesarias para determinar qué fue el causante de este suceso inesperado.

“Tengo 62 años, soy apicultor de toda la vida en esta zona, y jamás vi una mortandad tan grande y repentina, nos llama la atención porque fue muy de golpe”, planteó Alfredo Montenegro, productor del paraje Loma Bola, quien perdió más de 200 colmenas completas y unos 170 núcleos a punto de ser vendidos y agregó que “para colmo, justo estamos en el final de temporada, que es cuando se entregan las reinas en los ‘nucleros’, las pérdidas son muy graves“.

Esperemos que se den las causas de esta masiva mortandad y que los productores puedan salir adelante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here