Romina Ibarra era suboficial de la Policía de Entre Ríos y madre de dos hijos. Norma Milessi era profesora de Inglés y tenía tres hijos. El prefecto había sido denunciado por violencia de género por la funcionaria policial fallecida.
Un hombre de la Prefectura Naval Argentina, delegación Paraná, asesinó a dos mujeres anoche, poco después de las 21 de este sábado, en violentos episodios registrados en diferentes barrios de esta capital hasta ser detenido luego por una patrulla del 911.
La primera de las mujeres asesinadas era su ex pareja y cumplía funciones de suboficial de la Policía de Entre Ríos. Tras ultimarla acudió a la casa de su ex esposa -con quien tenía tres hijos- y la hirió gravemente. La ex mujer falleció cuando era trasladada al Hospital San Martín.
El suboficial de Prefectura, Orlando Ojeda, también hirió a otra persona en el primer episodio, al retirarse, que tuvo que ser internado de urgencia.
En meses previos, Ojeda había sido denunciado por violencia de género, pero nunca le sacaron el arma reglamentaria. Ojeda, de 46 años, fue alojado en la Alcaidía de Tribunales de Paraná.
El suboficial de la Prefectura Naval, delegación Paraná, Orlando Ojeda, asesinó anoche, utilizando una pistola 9 milímetros de la repartición a dos mujeres con las cuales tenía relación sentimental. La primera víctima fue su ex pareja, Miriam Romina Ibarra (35), funcionaria policial del 911 y madre de dos hijos, quien vivía en Cortada 538 s/n. Ojeda le provocó la muerte de forma inmediata después de varios disparos.
Al retirarse del lugar, hirió a un vecino, Guillermo Suarez (27), con un disparo en la espalda, cuya bala provocó orificio de entrada y salida, pero tras ser internado de urgencia permanecía estable. Ojeda siguió su camino violento hasta la intersección de calle Medus y Antelo y también efectuó varios disparos a su pareja anterior a Ibarra, Norma Milessi (45), con quien incluso tiene tres hijos. La mujer -que residía en Medus 2014- resultó gravemente lesionada y al ser trasladada al Hospital San Martín falleció por las heridas sufridas. Al parecer, antes de dispararle, Ojeda tuvo una fuerte discusión con Milessi, quien no se habría percatado de que su ex contaba con un arma. Asesinó a la ex esposa delante de dos de sus tres hijos, según se supo.
Ojeda fue detenido en calle Larramendi, por personal de la Policía de Entre Ríos y fue puesto a disposición del fiscal Francisco Ramírez Montrull, quien se apersonó de inmediato en el lugar. La detención la logró una patrulla del 911, en inmediaciones del domicilio de Ibarra, cuando intentaba escapar con una moto Honda Tornado todo terreno de su propiedad.
Según se supo, en meses previos, Ojeda había sido denunciado por violencia de género por la funcionaria policial fallecida, pero Prefectura Naval nunca le retiró el arma reglamentaria que estaba en su poder.
Fuente: Análisis

Dejar respuesta