Seguí.- El pasado 17 de agosto, apenas días después del brutal asesinato de Julio Trossero sucedido en la noche del 12 de agosto del corriente año, fueron detenidos Rodrigo Leiva de 35 años (quién admitió haber participado del hecho, pero aclarando que él no lo había asesinado); quien en su declaración ante el fiscal Gervasio Labriola, adjudicó la autoría del crimen a Martín Olmos, de 27 años.

LEER: Una familia sufrió un violento asalto en su vivienda ubicada sobre ruta 32

LEER: Falleció Julio Trossero, el joven seguiense que fue golpeado en la cabeza durante un violento asalto

Leiva fue llevado al penal de Paraná, en tanto que Olmos tras estar preso en la Unidad Penal I, se le dio el beneficio de la prisión domiciliaria, luego de que testigos indicaran que había estado con ellos, en el horario del violento asalto a los Trossero.

LEER: La policía realizó allanamientos en Seguí y Paso de la Arena en el marco de la causa Trossero

LEER: Hay un segundo detenido por el crimen de Julio Trossero

Continuando con la investigación, a fines del mes de septiembre, fue apresado el santafesino Marcelo Payé, de 40 años, quien tenía en su poder el teléfono que le fuera robado a Julio Trossero.

LEER: La mamá de Julio Trossero declaró ante el fiscal, pero no pudo reconocer a los responsables del hecho

LEER: En la ciudad de Recreo detuvieron a un hombre investigado por la muerte de Julio Trossero

Casi tres meses después del brutal crimen que movilizó a Seguí y conmovió a la provincia, se confirmó la participación de efectivos de la Policía de Entre Ríos en el asalto y asesinato; luego de que se concretaran en la ciudad de Paraná, las detenciones de tres hombres mayores de edad, uno de ellos, se desempeña actualmente como suboficial en funciones de la Policía de Entre Ríos, indicaron fuentes policiales a Elonce.com. En tanto, también se detuvo a su padre que es retirado de la fuerza provincial y el tercer detenido, es un sujeto oriundo de Santa Fe.

LEER: Situación complicada para el tercer detenido en el caso Trossero

El efectivo detenido ha sido separado de sus funciones, iniciándose las actuaciones administrativas correspondientes por la Dirección de Asuntos Internos. Cabe recordar que hace un mes, se había establecido que habían existido llamadas telefónicas entre el uniformado y los sospechosos, pero recién este miércoles, se concretó su detención.

 

(Fuente: Elonce.com)

Dejar respuesta