Imagen archivo

Desde el domingo 1 de abril se pondrá en marcha una nueva ronda de aumentos en las tarifas de gas para todo el país, en línea con el plan del Gobierno para reducir los subsidios públicos a los consumidores y recomponer la ecuación económica de las compañías que prestan el servicio, tras años de congelamiento en sus ingresos.

Así lo confirmó hoy al mediodía el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en una conferencia de prensa brindada en el Palacio de Hacienda, donde informó que los nuevos aumentos representan un ajuste promedio en la factura del orden del 32% a nivel nacional, con máximos de hasta el 40%; ajuste que se suma al incremento del 45% aplicado por el Gobierno en diciembre del año pasado.

Según explicó el ministro en la conferencia, se aplicará una suba promedio del 40% para los hogares de menor consumo (categorías R1 a R23), mientras que los de consumo medio (R31 a R33) percibirán incrementos del 32%. En tanto, los usuarios de mayor consumo (R34) les corresponderá un ajuste del 28%.

“Los hogares de mayor consumo ya habían visto elevada su factura debido a que llegaron antes a los valores que permiten recuperar los costos de producción”, señaló Aranguren al justificar que los mayores ajustes se apliquen sobre los usuarios que de menor uso de gas mensual.

En tanto, para los usuarios en la Patagonia los aumentos serán del 36% (R1 a R23), 31% (R31 a R33) y 29% (R34).

Según indicó el ministro, aun con los incrementos que regirán a partir del domingo, los usuarios no llegan a cubrir los costos de producción e importación.

Por otra parte, Aranguren afirmó que los futuros aumentos para el transporte y la distribución se regirán por la inflación. “En cuanto al costo del gas, dependerá del costo promedio de producción y del tipo de cambio, porque se comercializa en dólares y se cobra en pesos”, añadió.

Dejar respuesta