Crespo.- En diálogo con Paralelo 32 el doctor Oscar Duarte se refirió a las políticas de acción sobre el agua en nuestra provincia y en el país. Duarte, ingeniero en Recursos Hídricos y doctor en Ciencias de la Tierra, jefe del Departamento de Hidrología y Ordenamiento de Cuencas de la Dirección de Hidráulica de la Provincia. Hizo especial hincapié en que el país tiene una serie de principios rectores sobre las políticas hídricas que cada provincia pone en práctica. Pero, el principal escollo es la falta de recursos para desarrollar al máximo las tareas de control. En este punto destacó la importancia de la participación ciudadana en el monitoreo y la toma de conciencia ambiental sobre el uso del agua. Duarte estuvo en el Instituto Comercial Crespo disertando ante alumnos secundarios durante las actividades por la Semana de la Ciencia.

–  El programa “Entre Ríos Entre Arroyos” plantea un desarrollo racional de la ocupación del suelo en una provincia como la nuestra con 7.700 cursos de agua. ¿Cómo sigue el tema?

—  Es una actividad de la Cámara Inmobiliaria de la provincia y un grupo de gente que lidera la empresaria Paula Armándola. Ese programa se inspira en los principios rectores de políticas hídricas que elaboramos en 2003. Estos principios se aunaron a nivel nacional por las 24 provincias y en cada una se están llevando en forma simultánea. Es un acuerdo general del agua, es una ley implícita para todas las provincias. A través de las instituciones no gubernamentales apoyamos todas las actividades referenciadas en estos principios. Vamos en una misma línea de pensamiento y de acción, con distintos matices dentro de este concepto general de cuidados de arroyos y mejoramiento de los sistemas hídricos en general.

–  ¿Qué pasa con el agua a nivel nacional?

—  Es un tema que preocupa. En el mundo hay 40 países que ya tienen  problemas con el agua, no pueden dar a sus poblaciones agua en cantidad y calidad. Ya hay guerras por el agua. Nosotros estamos parados en una situación muy particular en el mundo. Entre Ríos tiene el 74% de toda el agua superficial del país. Tenemos 7.700 cursos de agua, tenemos acuíferos subterráneos de muy buena calidad. Ahora, en los últimos 20 años apareció el acuífero Guaraní que prácticamente desconocíamos. Es la cuarta reserva de agua del mundo. Si bien hay contaminaciones puntuales, nuestra agua tiene, todavía, ciertos niveles de calidad. Es difícil controlar tantos recursos hídricos.

–  Los depredadores aparecen…

—  Aparecen. Estas acciones son para sumar gente, que nos ayuden a cuidar el recurso.

–  Y tomar conciencia, porque se puede estar depredando sin conocer, ya que el recurso abunda.

—  Exactamente. Uno es inconsciente muchas veces por el daño que genera. Problemas hay como en todos lados. En otras provincias, los problemas son mayores, sobre todo con el arsénico en agua. Nos falta más control, nuestra capacidad es muy escasa. Pero también debemos generar la otra ventana, el conocimiento de la gente que tome conciencia sobre el cuidado del agua. En otros países, como España donde estudié, generan tramos de arroyos controlados por organizaciones ambientales o de vecinos, que se ponen al hombro el cuidado de ese tramo. Queremos llevar esta conciencia colectiva para cuidar este recurso.

–  Hay denuncias muy fuertes sobre contaminación con agroquímicos.

—  Sí, por eso nosotros en muchas cosas nos falta más control. Si bien tenemos 600 puntos de medición en toda la provincia sobre calidad química, nos faltan laboratorios en condiciones. Además, el uso del agua ha crecido exponencialmente; mientras, el control ha crecido linealmente, y a veces menos. Es la situación actual y necesitamos de la sociedad civil ayudando al Estado a controlar este tema.

–  ¿Con cuántos recursos cuenta Hidráulica?

—  Para toda la Dirección somos 60 y pico personas, incluyendo personal de estudios y proyectos y la parte de recursos hídricos, donde tenemos unas 15 a 20 personas para todo el cuidado y monitoreo del recurso hídrico en la provincia. Es una tarea muy grande controlar 7.700 cursos y 42 mil kilómetros lineales de agua. Deberíamos tener una Dirección mucho más fuerte, pero esa es nuestra realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here