Crespo- Desde el mediodía de hoy y hasta mañana continuará, a través del Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Vehículos y Chatarra (Pro.Na.Com.) implementado por Ley Nº 26348, las tareas de compactación de vehículos retirados de la vía pública, en estado de abandono, y motos retenidas por el municipio por distintas irregularidades.

El intendente, arquitecto Darío Schneider, funcionarios de su gabinete y el Juez de Faltas, abogado Javier Méndez, presenciaron la tarea esta tarde y atendieron a los medios periodísticos locales para referirse a esta iniciativa que por primera vez tiene lugar en nuestra ciudad.

Vehículos compactados.

En total se compactaron 31 autos viejos, deteriorados y 134 motos que se encontraban en un depósito municipal en los ex galpones del ferrocarril, sobre calle Las Higuerillas, a la espera de su disposición final. Previamente se cumplimentaron todos los pasos legales, como la publicación de edictos para que sus titulares se presenten con la documentación pertinente para el recupero de las unidades, tras el pago de las multas aplicadas; cumplido el plazo legal se iniciaron las bajas de los vehículos ante el Registro del Automotor y se realizó una lista detalla de las unidades a compactar para que se autorice el procedimiento.

“Esta compactación se hace en el marco del  Pro.Na.Com. del Ministerio de Seguridad de la Nación, a pedido nuestro. Ellos vienen recorriendo distintos municipios, haciendo este tipo de intervención, que es una compactación in situ. En nuestro caso teníamos en depósito muchísimos vehículos fuera de uso y que en una situación distinta irían a parar a un relleno, la idea es que pueda servir como material reciclado” –dijo el intendente a Paralelo 32.

En sus declaraciones destacó un concepto sustentable, ecológico y adelantó que “todo el producido de esta chatarra, será a beneficio de la cooperadora del Hospital, con quien se hizo un convenio. Ya no es considerado basura, es un residuo que genera un recurso”- subrayó Schneider.

El titular del Ejecutivo local seguidamente recordó que la iniciativa “tiene varias aristas que trae muchos beneficios a la ciudad, una situación ecológica, de limpieza, de buen uso del recurso final, que irá a reciclarse. Las empresas que trabajan con este tipo de materiales aprovechan toda la chatarra, al producido lo lleva la empresa, tiene un lugar de venta de este material y el recurso que se genera va en beneficio de una institución local”.

“Realmente es algo muy esperado, finalmente llegó la compactadora”- concluyó, tras mencionar la cantidad de motos en situación de secuestro que no estaban en condiciones para circular por la vía pública por una serie de irregularidades que hacen que estos vehículos no puedan tener otro destino que la compactación.

Compactadora de vehículos en los ex galpones del ferrocarril, sobre calle Las Higuerillas.

La compactadora genera fardos de chatarra cuyo peso oscila entre 700 y 800 kg. Hasta media tarde había producido unos 20 paquetes de este peso y el total del material será  cargado en un camión semirremolque en el día de mañana; se procederá a pesar y trasladar a su disposición final a cargo de la empresa contratista del Estado nacional, que por convenio con la cooperadora del Hospital se hará cargo de transferir el pago por el monto obtenido por la venta del material.

Dejar respuesta