El precio de servicios como Spotify o Netflix, al ser compañías que están en el exterior, son cobrados en dólares. Por ese motivo la suba de la moneda estadounidense afecta directamente a su precio.

Lo bueno es que si bien “por defecto” el cobro de Netflix es en dólares, se puede modificar para pasarlo a pesos y, de esta manera, la suba del dólar no afecte al precio del servicio.

La manera de hacerlo es de lo más simple y el economista Ariel Setton lo explicó a través de su cuenta de Twitter.

Lo mejor de todo es que el “dólar Netflix” cotiza más bajo que el dólar oficial y, por ese motivo, la conversión hace que el servicio cueste menos.

El cambio lo hizo a través del chat de Netflix y lo que hay que hacer es cancelar la suscripción y volver a darla de alta, pero en pesos.

“Dato importante: la venta sigue haciéndose desde el extranjero. No es que Netflix ahora facture localmente, sino que cambia la moneda”, tuiteó Setton.

Dejar respuesta