Con la combinación alfanumérica actual (siete caracteres en total) la patente Mercosur permite hasta casi 460 millones de combinaciones.

La nueva placa, que debutó en abril de 2016 cumpliendo ya un año desde su aplicación, va avanzando de derecha a izquierda: las dos primeras posiciones con letras, las tres siguientes son números y las dos restantes son de nuevo letras.

Considerando que nuestro abecedario cuenta con 26 letras, descontando la Ñ, las dos casillas de la derecha abarcan 676 combinaciones. Y si le sumamos los tres números siguientes, la cifra se eleva a 676.000.

Entonces, siguiendo la secuencia lógica, desde el debut en abril de 2016 esa cifra se alcanzó en febrero de este año, cuando el acumulado de esos primeros diez meses fue de unos 772.000 vehículos. Así, con la aparición de la B, que seguramente el lector ya habrá visto en algún auto, aparece el primer cambio de letra en la segunda casilla de la izquierda.

El debut de la C

Al ritmo de ventas actual, la cifra acumulada de 2017 alcanzará aproximadamente los 800.000 patentamientos, por lo que para enero de 2018 existirán unas 1.400.000 placas nuevas, es decir que va a superar las 1.352.000 variantes necesarias para cambiar nuevamente la letra de segunda posición desde la derecha, que como dijimos, cambia cada 676.000 vehículos; en este caso de la B pasaría a la C, cerca del inicio del año próximo.

Lo que pase con los números y letras de ahí en adelante dependerá de la evolución del mercado. Por lo pronto la A inicial no cambiará hasta que se patenten unos 17.576.000 automóviles con la nueva placa.

 

Fuente: Parabrisas

Dejar respuesta