La primera noche de la Fiesta Nacional de la Avicultura, contó sobre el escenario principal con la folclorista Roxana Carabajal, quien finalizado el show dialogó con la prensa, momento en el cual se explayó sobre diversos temas culturales, artísticos, de vida personal, y sus sensaciones al estar sobre un escenario entrerriano.

“Como interprete simple que soy, canto canciones de todos los grandes poetas y compositores argentinos y para mí es un gran honor, por eso lo hago con tanto orgullo entonces gracias a ustedes por permitir compartir esto”, comenzó así agradeciendo su participación en el evento.

Roxana es sobrina del conocido Peteco Carabajal quien el 30 de septiembre pasado pudo conocer a su hijo Juan de 32 años, el cual fue producto de una relación que mantuvo con una empleada de la embajada de Austria, y al que le dedicó su mítica canción la “Estrella Azul”. Consultada por este tema Roxana explicó, “Vivimos esto como una historia muy tremenda porque no ha podido ser en un punto por lo que ha tocado vivir. A ellos les ha tocado vivir en dos mundo distintos, y Peteco ha sufrido mucho por esto. Es algo sublime que se haya podido dar después de mucho tiempo, pero lo estamos viviendo con mucha tranquilidad, esperando que venga a nuestro país. Tenemos nuestra abuela que esta grande y quiere lograr ese encuentro con su nieto”.

El viernes por la tarde estuvo visitando a los chicos de la escuela secundaria de Aldea San Rafael, con quienes tuvo la posibilidad de entablar una fructífera charla uniendo la cultura de ambas tierras, tanto la santiagueña como la autóctona nuestra, “La música une al mundo, no tiene fronteras y la podemos compartir humanamente con lo que encierra cada cultura, cada pueblo. Cada uno tiene una raíz y creo que si podemos poner eso en lo alto vamos a poder unirnos, unir las etnias. Dejarle un mensaje de nuestra música a los “rusos” ha sido como un recado de lo que nosotros queremos como hermanos, y que si se quiere, y se puede, sea también para que se terminen las guerras, y de que ojalá algún día todos podamos irnos de este mundo habiendo visto la paz mundial, ya sea desde una canción”.

Roxana también habló sobre su nueva formación arriba del escenario, el Dúo Perfil, “Son hermanitos, tesoritos que uno va encontrando en el camino de la música, y es muy valioso lo que aportan. Son muy jóvenes y es muy lindo ver como ellos se van portando a las nuevas generaciones, y a lo que viene en el futuro. Somos el presente, pero nos encaminamos todos a saber a dónde va nuestra música, por eso hacen una tarea importantísima para el arte que es aportar su sabiduría, y lo tienen ancestralmente pero lo hacen actualmente”

Acerca de su nuevo material comentó, “Es un proyecto muy pretencioso, no es fácil porque será la primera vez que grabe un disco en vivo, y también será de una manera distinta, en un patio de mi tierra, de Santiago del Estero, con todo el sonido natural de la tierra santiagueña, quiero poder matizar todo ese sonido con nuestras canciones.  Hemos compuesto una zamba que interpretamos esta noche, donde se mezcla ese sonido con la tierra, eso lo he aprendido de Peteco, que de cierta manera ha sido la innovación en el folclore, entre otros. Hemos empezado con los ensayos, y la preproducción esta lista. Son 9 temas que me pertenecen entre ellas chacareras, zambas, y si Dios quiere a fines de febrero lo vamos a terminar”.

Por otra parte se permitió también hacer referencia a uno de los temas actuales que vive nuestro país, la violencia de género y la lucha de Ni una menos. “He tenido la suerte de crecer con mis abuelos, de manera contraria no sé qué hubiera sido de mi destino porque mi madre ha sido una mujer muy sufrida y muy golpeada por sus maridos”, y agregó, “Las mujeres debemos tener la fortaleza para salir adelante y afrontar esta situación, para decirles a estos hombre que no tienen sentimientos, que no son humanos, que hay que cambiar un golpe por una caricia hacia aquellas personas que le dan la vida, que son las mujeres, hay que respetar la esencia de la maternidad más que nada. Lo digo con angustia, lastima, enojo, porque no quiero que sigan pasando estas cosas”, expresó Carabajal; hablando por último sobre la relación que existe muchas veces con la política y la mala utilización de ciertos artistas, con esto dijo que “Nuestra libertad es la música, la tradición, lo que respiramos con la poesía, con la danza. Nosotros como cantores hacemos una política de unión y hermandad, y cuando vemos que hay de aquellas que desunen, tenemos que hacer fuerzas para volver a unir. Cada uno desde su lugar debe hacer a la cultura y la educación”.

Dejar respuesta