Llegan días de calor y comienza a verse la solidaridad de algunos vecinos que comienzan a ayudar a los perros y gatos callejeros, que en ésta época sufren tanto y no tienen de dónde obtener algo para refrescarse, colocando un tarrito de agua para que se refresquen.

Lo que hacen es muy fácil; ponen un recipiente en la puerta de su casa o negocio, cerca de un árbol, y lo dejan con agua fresca para que los perros callejeros puedan calmar su sed. Lo importantes es que el recipiente se encuentre en un espacio de visita diaria para poder controlarlo, agregarle agua y controlar su limpieza.

Evitar el golpe de calor en las mascotas

En cuanto al golpe de calor en mascotas, veterinarios locales explicaron que cada año se ven más casos y muchas veces son graves y mortales, por eso la prevención es fundamental en los animales.

Las mascotas sufren golpes de calor y se trata de un fenómeno circulatorio que afecta a los viejitos o a los cachorros. Los animales no tienen autocontrol y por ejemplo, van al sol si uno los lleva al campo y no regulan la capacidad de esfuerzo que producen.

Asimismo, si no tienen prácticas de gimnasia regular, la actividad física debe ser debidamente controlada. En tanto, frente al golpe de calor hay que mojar al animal, meterlo en una batea con agua y bajar su temperatura con bolsas de hielo.

Entre los síntomas se percibe que la mascota empieza a jadear, le sube la temperatura y puede llegar a desmayarse. Por ello los primeros minutos hay que echarle agua fría con una manguera en la sombra.

En cuanto al tema del agua para tomar hay que probar siempre la temperatura, porque en muchos casos el animal no quiere tomarla porque está caliente: “hay que cambiarla a cada rato pues en caso contrario adquiere la temperatura del medio.

Dejar respuesta