Luis de Uriarte, gerente de relaciones estratégicas de Facebook México. Foto: Jan Touzeau

El gerente de relaciones estratégicas de Facebook México, Luis De Uriarte participó del panel de propuestas contra la desinformación a raíz de las llamadas “fake news” o noticias falsas, y presentó los esfuerzos de la red social para restaurar la credibilidad. El panel fue en el marco de la 74ª asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y lo compartió con Daniel Bramatti de O Estado de São Paulo y con Pierre Ausseill, director regional de AFP para América Latina con quienes coincidió en la importancia de educar a los lectores para que sepan identificar noticias falsas.

En el caso de Facebook, De Uriarte mencionó los esfuerzos de la plataforma de contenidos para generar un espacio seguro para los usuarios priorizando su seguridad, la privacidad y las elecciones democráticas. “Es inaceptable que organizaciones rusas hayan usado nuestra plataforma y estamos trabajando en eso”, dijo en relación a la injerencia de Rusia en las elecciones de Estados Unidos. “Las malas experiencias son un mal negocio, por eso tomamos medidas”, dijo ante más de 300 representantes de medios de 22 países del continente y fue enfático: “No queremos contenido basura en Facebook”.

Para ello brindó detalles de acciones que fortalecieron especialmente en los últimos meses. Estas incluyen, primero la identificación del actor detrás de la noticia falsa, segundo entender cómo se distribuye y luego se resuelve si se remueve el contenido que contraría las políticas y normas de Facebook o si se reduce su distribución -en el caso de que es contenido “problemático pero con una razón válida de existir”-. Por último, se le informa a los usuarios cómo leer y compartir contenido en Facebook.

“Removemos cuentas falsas, removemos todo aquello que va en contra de las normas comunitarias y removemos la posibilidad de monetización a quienes promueven información falsa”, dijo en cuanto a las acciones más duras. Para proceder con esto, De Uriarte detalló que se utiliza inteligencia artificial (“machine learning”) para detectar contenido falso, acción que luego es revisada por los verificadores de información (fact checkers).

En cuanto a resultados de esta política De Uriarte detalló que se redujo la distribución de información falsa en un ochenta por ciento pero el mayor problema y desafío está en que “la mayoría de los contenidos tienen más visibilidad al comienzo”. Es decir, una noticia falsa se publica, aparece en los muros de los usuarios y solo es removida tras su verificación, cuando su contenido ya tuvo cierto impacto.

Mientras no dan con la fórmula para la prevención de la publicación de “fake news”, hizo hincapié en la necesidad de la colaboración con medios y otros sectores de la sociedad, enfocando los esfuerzos espacialmente en “educar a la gente a consumir información en redes sociales”.

“Hasta ahora tratamos de impedir y corregir aunque el reto es predecir y ponerse un paso adelante y eso es mucho más complejo. Queremos resolverlo con inteligencia artificial pero es un reto constante y que no va a terminar en poco tiempo”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here