En horas del mediodía de este viernes 16 de junio, personal de la Dirección de Delitos Rurales junto a personal de la Dirección General de Fiscalización, realizaron tres allanamientos en la localidad de Tabossi, donde secuestraron cuatrocientos kilos de carnes.

Los uniformados realizaron tareas investigativas en relación a faenas clandestinas. Con orden judicial requisaron tres viviendas, donde hallaron carne molida, mezcla para hacer chorizos, carne bovina y de cerdo, chorizo fresco, elementos para la faena como cuchillas, cierras, picadora, embutidora de carne, cámara frigorífica, entre otros elementos.

Tras el decomiso de la totalidad de la carne, fue examinada por el veterinario, quien ordenó que fuera desnaturalizada.

En relación a los procedimientos, se labraron las actuaciones correspondientes por infracción a la ley provincial de carnes, e identificaron a los propietarios de las viviendas, quienes quedaron supeditados a la causa.

Dejar respuesta