Nogoyá.- Finalmente la justicia fijó fecha para el inicio de las excavaciones del campo de Alfonso Goette previstas en el marco de la causa por la desaparición de los cinco integrantes de la familia Gill: comenzarán el 5 de febrero.

La remoción de tierra iba a ser en principio en diciembre, pero el trabajo fue pospuesto por cuestiones de tiempo del responsable de realizar el trabajo, y por razones formales de contratación.

Las excavaciones previstas en el marco del expediente judicial son la consecuencia de la aparición de un nuevo testigo. Se trata de un contratista rural que le relató a Gustavo Acosta, juez a cargo de la causa, que poco tiempo antes de su desaparición había visto a Rubén José Mencho Gill, el jefe de la familia, cavando pozos en el campo de Alfonso Goette, para quien trabajaba. El fiscal de la causa es Federico Uriburu.

Un 13 de enero de hace 15 años fueron vistos por última vez Rubén José Gill, de 55 años, su esposa, Margarita Norma Gallego, de 26, y sus hijos María Ofelia de 12, Osvaldo José de 9, Sofía Margarita de 6 y Carlos Daniel de 2. Vivían en Crucecitas Séptima, en el campo de Alfonso Goette, quien murió en 2016 tras volcar con su camioneta al costado de la ruta entre Crespo y Segui (donde residía), a los 77 años. El hombre estuvo bajo sospecha, pero nunca le hallaron una prueba para culparlo.

Con el fallecimiento de Goette, crecieron las expectativas de que alguien que supiera algo pero por miedo no hablara, se acercara a declarar. Tiempo después, el contratista se animó a hacerlo, aunque sin más datos que el de haber visto que se excavaron dos fosas. Gracias a eso le indicó a la Justicia dos lugares donde lo vio al propio Gill haciendo las excavaciones. Allí se llevará adelante el operativo en febrero próximo, publicó Análisis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here