Tras la media sanción de la reforma fiscal, CAME se reunió con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para expresar su apoyo al proyecto y acercarle propuestas para el nuevo régimen que reemplaza al decreto 814, que se utiliza actualmente como herramienta para compensar las asimetrías entre diferentes regiones.

“Necesitamos que se implemente urgente el beneficio diferencial para las pymes que establece la ley, confiamos en que Frigerio actuará rápidamente en este sentido a favor de las provincias”, señaló el presidente de CAME, Fabián Tarrío, que participó de la reunión junto al secretario general de la entidad, José Bereciartúa.

El decreto 814/2001 establece porcentajes del IVA al que las pymes pueden computar contribuciones patronales. Los porcentajes son diferentes según la región y el objetivo es compensar los esfuerzos según el desarrollo económico de cada zona. El máximo vigente hoy es en la zona “resto del Chaco”, con el 11,8%, mientras que el mínimo es de la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, que desde 2003 tienen 0%.

Con la reforma, los beneficios del decreto 814 se reducen en forma paulatina para ser completamente eliminados en el año 2022.

“El instrumento es muy importante si se tiene en cuenta que los acuerdos salariales se definen desde una óptica de las ciudades más desarrolladas” y en condiciones que para una pyme del interior son “difíciles de asumir”, según CAME.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here