Victoria.- El plan de 50 viviendas  promovido por la Caja de Jubilaciones de Empleados Municipales a través del IAPV, no se puede llevar a cabo porque en el marco de una Resolución (N° 122), la Secretaría de Viviendas de la Nación no financiará más planes a través de este organismo en la provincia y será la única encargada de promover y gestionar los proyectos.

La Presidenta del ente previsional, Dra. Verónica Torrigiani, comentó que se hicieron todas las gestiones que exige el Instituto para llamar a licitación, en marzo del 2016 donaron los terrenos al organismo provincial, porque el Estado no puede construir en un inmueble privado. Además constaba que se hacía con cargo, es decir que el IAPV llevaría adelante el proyecto.

Por otra parte, el directorio actual de la Caja continuó con todo lo que había iniciado la gestión administrativa anterior. Junto a otros integrantes del directorio, en marzo del 2016, en las oficinas del IAPV firmaron la escritura traslativa del dominio.

Posteriormente fueron solicitando –desde el Instituto- documentación sobre factibilidad del terreno, cloacas, agua y diferentes servicios, para actualizar todo lo relacionado al plan.

Mantuvieron una reunión el año pasado con el titular del IAPV, Alfredo Francolini, quien confirmó que podrían comenzar a vender los terrenos mediante la figura de mandato para que el organismo provincial inicie la obra. En la oportunidad participaron del encuentro tres integrantes del Directorio.

Convocatoria

Convocaron a interesados para inscribirse, tenían que encuadrarse dentro de las exigencias de la Secretaría de la Vivienda, establecieron los precios por cada lote, que fueron de 80 mil pesos para municipales y 120 mil para los que no tuvieran ninguna relación con la comuna. Inclusive se evaluaron las facilidades de pago para que el proyecto se llevase a cabo.

Costó vender los lotes para completar los cupos, pero finalmente –a principios de este año- no solamente lograron colocar los 50 fracciones sino que se anotaron suplentes para el caso que se produjeran deserciones, explicó.

Llevaron nuevamente la documentación con todos los beneficiarios, pero en ese momento le informan que no le iban a construir el barrio porque en marzo del 2017, mediante Resolución 122 de la Secretaría de Viviendas, estableció   que no financiaría viviendas a través del IAPV en la provincia  y este año solamente podía finalizar los que estaban en ejecución.

“Esto fue impactante, porque se caía todo el proyecto, la norma databa de  marzo, hubiéramos evitado que se sigan las tramitaciones, dando cuenta de esta situación a los adquirentes”.

Por su parte la Dra Silvina Mostafa –Asesora Legal– explicó que el proyecto se inició en el 2009 y después de todas las gestiones  informaron sobre esta nueva modalidad en septiembre  de este año. Además, como el plan se firmó el  29 de julio del 2016, solicitaron ser exceptuados porque la Resolución fue posterior a esta fecha. “Se parte de la base que cuando surge una nueva norma, es válida a partir de la fecha en que se puso en vigencia y no hacia atrás”.

La respuesta fue negativa, porque no se podía modificar lo resuelto por la Secretaría nacional. Además el dinero para financiar la construcción tenía que ser enviado por tramos desde este último y obviamente no mandaría más partidas.

Futuro

El martes mantuvieron una reunión con los 50 titulares de los lotes a quienes les informaron que existen caminos alternativos para la construcción de las viviendas. Según Mostafá, la cesión al IAPV se hizo con cargo para la construcción de viviendas, pero, como esto no se materializará, han presentado un escrito ante las autoridades del ente para revocar ese documento y que el inmueble sea restituido a la Caja. “Esto está confirmado, por lo cual los dueños de los terrenos tendrán la titularidad de los mismos”.

Una empresa que está trabajando en planes de vivienda en nuestra ciudad podría hacerse cargo del proyecto utilizando el sistema de fideicomiso financiado por el Banco Nación. Comentó que las exigencias serían más o menos las mismas, y los beneficiarios comenzarían a pagar las cuotas después que las unidades habitacionales sean entregadas.

Otro tema importante es que para gestionar el crédito las familias no deben tener antecedentes en el Veraz (base de datos personales, comerciales y crediticios más grande del país).

Según Torrigiani las cuotas serán muy parecidas a las que cobra el IAPV y para poder acceder a la financiación se deben justificar dos salarios mínimo vital y móvil por parte del grupo familiar. Los créditos hipotecarios se tramitan ante el BN.

Dejar respuesta