“Se prohíbe en todo el territorio de la provincia de Entre Ríos la entrega de bolsas de polietileno o de materiales plásticos convencionales que no sean degradables, para transporte de la mercadería adquirida por los clientes en los locales denominados o clasificados como almacenes, supermercados, kioscos y todo otro tipo de comercio”, establece el artículo primero del proyecto ingresado este jueves a la Cámara Baja, partiendo de los antecedentes de las provincias de Córdoba y Santa Fe.

En su lugar, se deberán entregar los productos comercializados en materiales “ecológicos, degradables, biodegradables o reutilizables avalados por las normas nacionales o internacionales correspondientes y que sean inocuos a los alimentos”.

El autor de la iniciativa, el diputado provincial Alejandro Bahler consideró “importante y necesario” que Entre Ríos también tenga una Ley en este sentido y planteó la necesidad de aportar desde el ámbito legislativo “para tratar de darle alivio a la tierra, tratar de descontaminar cada vez más todo aquello que hemos contaminado durante tantos años”.

“Es un proyecto muy abarcativo que también tiene sus multas, de dos a 50 juristas, que es una norma de sentencia que utiliza mucho la justicia. Un jurista rondaría los 240 pesos y se actualiza de manera automática de acuerdo a los índices inflacionarios”, explicó a esta Agencia. La aplicación de multas estará a cargo de cada municipio.

Además, en caso de incumplimientos reiterados, el articulado del proyecto prevé clausura hasta por 20 días de los infractores.

Por otro lado, la autoridad de aplicación será la secretaría de Ambiente de la provincia, que tendrá entre sus principales funciones realizar campañas de concientización sobre el cuidado del medio ambiente e “informar y capacitar a los destinatarios de esta Ley sobre las posibles alternativas que pueden sustituir a los envases de plástico no degradables y/o no biodegradables”.

En caso de obtener sanción legislativa, los comerciantes tendrán doce meses para reemplazar las bolsas.En la fundamentación de su proyecto, el diputado massista consideró que “de ninguna manera podemos seguir produciendo bolsas de plástico que sólo sirven para acarrear mercaderías desde nuestros almacenes por unas cuantas cuadras hasta nuestras casas, para luego tirarlas a la basura, donde tardan cientos de años en degradarse. Es una desidia sólo sostenida por una mala costumbre producto de la desinformación y que ni siquiera genera un rédito económico” y resaltó que “a nivel mundial se están tomando iniciativas dirigidas a limitar o prohibir el uso de bolsas plásticas desechables para reducir el impacto sobre el medio ambiente”.

Bahler destacó que normas de este tipo, en otros puntos del país, han logrado “que la gente empiece a valorar que tiene que reciclar porque ya no tiene para meter todo adentro de las famosas bolsitas de los supermercados que guardamos en nuestras casas para usarlas de bolsas de residuos”.

Dejar respuesta