A partir de un proyecto de ley, se buscará declarar la emergencia del sistema de créditos destinados a financiar el consumo de productos y servicios esenciales hasta el 31 de diciembre de 2031. En ese sentido, se prohibirá la exigencia de pago mínimo para refinanciamiento y la capitalización de los intereses.

El documento argumenta que existe un creciente proceso de sobreendeudamiento de la población por financiamiento de sus consumos con tarjetas de crédito a causa del incremento de la inflación, el descenso de los salarios reales, y la emergencia financiera. Para la refinanciación, las emisoras exigen la previa cancelación del pago mínimo.

En ese orden, con la ley, se buscará prohibir la exigencia de pago mínimo para refinanciamiento y la capitalización de los intereses, tanto de los de financiación como los punitorios. Integrarán la nomina de productos o servicios que son parte de la canasta básica total o aquellos que corresponden a salud, medicamentos, productos de higiene y tocador.

Los beneficiarios de las medidas serán titulares o adicionales de tarjetas, cuyos ingresos sean iguales o menores a cuatro veces el valor de la canasta básica total que publica el Indec.

“De no adoptarse medidas en lo inmediato un gran sector de los argentinos y argentinas no podrán hacer frente a los montos exigibles por sus consumos y no contarán con ninguna alternativa para financiar gastos esenciales”, advirtió  la senadora Silvina García Larraburu (FPV-Ríos Negro), autora del proyecto.

 

(Fuente: AIM)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here