Junto al vicegobernador Adán Humberto Bahl, el ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, y el secretario de Trabajo, Oscar Balla, el gobernador recibió a representantes de 36 sectores que participan en la CGT Paraná, entre ellos docencia, salud, construcción, metalúrgica, gastronomía, turismo y comercio, entre otros.

En el inicio de la reunión, Bordet expresó su alegría por recibirlos en Casa de Gobierno y “poder avanzar en varios temas que son comunes”, además de transmitirles un agradecimiento “por el acompañamiento durante este año de gestión”, e informarles que serán convocados al Consejo de Políticas Sociales para que se haga escuchar allí la voz de los trabajadores. “Era importante estar junto a toda la CGT porque consideramos que para el desarrollo de la provincia el hecho de contar con una CGT unida, organizada, como gobierno justicialista nos sirve mucho”, agregó.

En la ocasión, anunció que durante los primeros días de febrero se abrirá la paritaria docente y también se hará lo propio con los estatales. “Queremos acordar el aumento a los docentes para garantizar el inicio de clases”, dijo y acotó que el gobierno pondrá su mayor esfuerzo para lograr ese cometido.

En cuanto a la Caja de Jubilaciones, desmintió categóricamente la posibilidad de transferirla a la nación: “lo descarto de plano”, dijo. Además, transmitió a los gremios la predisposición a trabajar en conjunto para la construcción de nuevas viviendas.

Luego de la reunión, el miembro del triunvirato de la CGT Paraná y secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento, Oscar Barbieri, dijo que del encuentro participaron 36 organizaciones gremiales de la ciudad que forman parte de la regional. “Encontramos un gobernador políticamente correcto, un compañero que nos supo escuchar y que fue dando respuesta a cada una de las inquietudes que presentaron las distintas organizaciones gremiales”, indicó.

Mencionó luego, que el gobernador les transmitió que con respecto al hospital de La Baxada se está avanzando hacia un gerenciamiento mixto entre provincia y Pami para darle un mejor funcionamiento. “Desde la CGT se le pidió una mesa de diálogo salarial fundamentalmente por el tema de nuestra educación lo cual el gobernador ya lo tenía en carpeta para iniciarlo en febrero”, sostuvo Barbieri, y afirmó: “Encontramos un gobernador muy dispuesto al diálogo”.

Respecto a la situación de Sidecreer, comentó que el gobernador fue claro y concreto: “No habrá despidos en la órbita del Estado provincial, lo cual para nosotros es muy importante y confiamos en su palabra”.

La reactivación de la obra pública, los planes de vivienda y la movilización del mercado interno también estuvieron en la agenda de temas entre Bordet y la CGT.

Dejar respuesta