En horas de ayer al mediodía, Gustavo Bordet habló con los medios paranaenses sobre la aprobación de la polémica reforma previsional que avaló el Gobierno entrerriano y reconoció el voto positivo de los diputados Juan José Bahillo y Mayda Cresto. Sus declaraciones fueron reproducidas por el sitio web Ahora. En este sentido, despejó dudas respecto de las presiones del Gobierno nacional y apuntó a otros sectores opositores. En esta línea, puso énfasis en los beneficios que otorga el acuerdo para sanear las cuentas de Entre Ríos y garantizó el 82% móvil a los jubilados provinciales.

“Quiero dejar bien en claro que acá no hubo ninguna extorsión, no hubo ninguna coacción del Gobierno nacional para que nuestros diputados voten esto. Nunca lo hubiese permitido como gobernador. Pero sí soy muy consciente que cuando uno realiza acuerdos que son muy beneficiosos hay que respetarlos y plasmarlos en el Recinto. También hay que decir que hubo una muy mala comunicación”, expresó en diálogo con el Nueve.

De todos modos, admitió presiones de algunos sectores: “Sí hubo presiones, se logró interrumpir la sesión. Una vez se logró, la segunda no se pudo lograr. Acá las instituciones de la democracia tienen que funcionar, no puede interrumpirse una sesión, sobre todo con agresividad y violencia”. Al respecto, agregó: “Una vez que se alcanza el quórum, después se tiene que sesionar y resuelven las mayorías. Para eso hay elecciones y se eligen representantes del pueblo, que son los diputados”.

“Nosotros lo acompañamos porque teníamos el compromiso de un acuerdo fiscal que era ampliamente beneficioso para Entre Ríos. Entendíamos que no perjudica a ningún jubilado a nivel nacional”, reafirmó y, desde esta perspectiva, apuntó: “En esta situación, respaldo y reconozco la tarea que hicieron nuestros diputados nacionales, que prefirieron tener la responsabilidad institucional de la provincia antes de tener un discurso para la tribuna, que hubiese traído un gran perjuicio a la provincia”.

Beneficios para Entre Ríos

Bordet remarcó una vez más que el aval de la reforma previsional va en línea con un consenso fiscal que resulta positivo para la provincia. “Firmamos un acuerdo fiscal las 23 provincias con el Gobierno nacional, que por primera vez Entre Ríos no pierde recursos sino que al contrario, recupera”, manifestó.

Añadió más adelante: “Esto es muy importante para sostener la estructura de ingresos en la provincia que nos dé previsibilidad, que ordene las cuentas, pero que a su vez nos proponga cumplir con la obra pública que estamos desarrollando, la contención socio-sanitaria de la población, con distintos programas sociales y, por supuesto, nuestras obligaciones tanto de proveedores, nuestros empleados y jubilados”.

Hacia el interior de la provincia, además, el primer mandatario provincial resaltó que “este consenso asegura que ningún jubilado de la provincia va a ver alterados sus derechos, donde garantizamos el 82% móvil para todos los jubilados y garantizamos todos los derechos adquiridos para los jubilados y activos que están aportando”.

“No hay perjuicio para los jubilados nacionales”

“Para la provincia era beneficioso y cumplimos con lo que nos habíamos comprometido, con la palabra empeñada”, subrayó, y lamentó que “se dio en la Legislatura una discusión que a mi entender quedó distorsionada porque entendemos que no hay un perjuicio para los jubilados nacionales,lo que se cambia es una fórmula de aplicación de los aumentos, que antes eran por mayor ingreso tributario y ahora es por inflación”.

Bordet cuestionó en este sentido la política comunicacional de Cambiemos. Dijo que fue “muy mala” y que el Gobierno nacional “no supo explicarlo” y que “los dirigentes de Cambiemos no lo explicaron cuando debían”. Por esto, se detuvo unos minutos y aseguró: “A mi entender en el largo plazo es beneficioso porque la inflación refleja los momentos de devaluación y acompaña el costo real de vida, que a veces los ingresos fiscales no acompañan. Es cierto que hay un desfasaje, que será menos el aumento en el primer trimestre, pero esto se recupera en los trimestres siguientes”.

En tanto, valoró la Ley de Consenso Fiscal ya que en la provincia, “tenemos un recupero del déficit de la Caja de Jubilaciones, que durante los ocho años de Cristina fue cero para Entre Ríos”. “Primero, habíamos recuperado un 18% y ahora, con este consenso, estamos recuperando de un 50% a un 55% de cobertura del déficit fiscal”, afirmó.

Sostuvo además que la situación “garantiza la sustentabilidad de la Caja” y que se podrá seguir “pagándole a los jubilados nuestros en tiempo y forma”. También, dijo que “no se va a tocar el 82% móvil ni se va afectar ningún derecho adquirido”, a la vez que el pacto da previsibilidad a los trabajadores activos, “que se van a poder jubilar con las mismas condiciones”.

Asimismo, valoró el hecho que se elimina la penalización para las provincias que no “armonicen” sus cajas provinciales con la de Nación. “Esto desaparece. A Entre Ríos se le va a dar lo que corresponde, que es lo que se le paga a cualquier otra provincia que tiene la caja transferida. Esto representa, del total del déficit, un 50% o 55%. Este es el beneficio”, concluyó.

 

(Fuente: Ahora)

1 Comentario

  1. No hubo presiones, eso me dijeron que diga…jajaaaa, nadie lo cree, Bordet. Traicionan a los jubilados, a los pensionados y niños que perciben la AUH. No tienen vergüenza.

Dejar respuesta