Victoria.- Si hablamos de instituciones con compromiso social y voluntad de superación, a más de un victoriense le vendrá a la mente el cuerpo de Bomberos, no solamente porque son voluntarios, sino que es una entidad que goza del prestigio conseguido a base de capacitación y trabajo.

En diálogo con Paralelo 32, el presidente de la entidad, Carlos Lezana, agradeció la participación de los victorienses y adelantó que en los últimos días de febrero estarán recibiendo una nueva autobomba pesada Mercedes Benz 1124, que llega desde Róterdam (Holanda), y está equipada con elementos de vanguardia para el control del fuego, pero también dispone de aireadores para disipar el humo en el lugar del siniestro, herramientas de corte, etc.

Más superficie en sus instalaciones, a partir del cerramiento de un importante sector (17 x 12 metros), y los insumos para cubrir otra extensión de importancia sobre la esquina, Laprida y 1º de Mayo (15×12 metros), hacen que lejos de bajar los brazos Bomberos siempre esté tratando de optimizar cada recurso para dotar de más y mejores condiciones a sus voluntarios.

Con 32 años en el cuerpo activo, Lezana sabe de las necesidades y prioridades que tiene el cuartel de calle 1º de Mayo 174, por eso es un interlocutor acreditado para avanzar en un detalle de cómo está la entidad hoy donde precisamente deben afrontar la rotura del motor del camión (motor Deutz) que suelen utilizar en la mayoría de los siniestros, en reparación ya; y más recientemente una de las cuchillas de la tijera de corte, “sumando las dos roturas, estamos en el orden de los 130 mil pesos para reposición”.

Además de la unidad 0km licitada en 2016 (Ford 4.000), y que se la equipó con una bomba y caja de un vehículo que luego se vendió, el cuerpo de bomberos tiene en su parque automotor la histórica autobomba Mercedes Benz 911 del año 1972, una Ford Transit para traslado de personal, un colectivo para asistir a siniestros con sustancias peligrosas (en comodato); una camioneta del plan manejo del fuego.

Personal

En otro orden de cosas, Lezana precisó que hoy la dotación de personal asciende a 50 bomberos. Que se presentan en un número importante cuando suena la sirena. “No siempre son los cincuenta, porque quizás algunos estén en sus trabajos en ese momento, pero estamos bien cubiertos en ese sentido”.

El entrevistado no disimuló su orgullo de formar parte de esta institución tan bien referenciada en toda la provincia y gran parte del país, gracias a la permanente capacitación y contacto con otros cuerpos activos. “Nuestra institución es como el club del pueblo, donde todo el mundo trata de aportar su granito de arena para que siempre le vaya lo mejor posible. Y nosotros tenemos ese compromiso de no defraudarlos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here