Estos biscotti italianos clásicos con almendras son fáciles de hacer, lo único es que lleva tiempo ya que se llevan 2 veces al horno. Por otro lado, son perfectos para regalar ya que la receta es bien rendidora y se mantienen muy bien, por lo que se pueden preparar con tiempo.

Porciones: 40

250 gr de harina común
1 cucharadita de polvo para hornear
180 gr de azúcar
2 cucharaditas de azúcar aromatizada con vainilla
1 pizca de sal
25 gr de manteca, derretida y a temperatura ambiente
2 huevos
175 gr de almendras, picadas gruesas

Preparación

Mezclar la harina con el polvo para hornear, luego añadir el azúcar, el azúcar y sal. Hacer un volcán en la mesada con un hueco en el centro. Verter la manteca derretida y los huevos en el centro, y amasar hasta que se forme una masa suave. Por último, incorporar las almendras picadas. Una vez que se formó una masa lisa, que se despega de las manos, envolverla en film y llevar a la heladera por 30 minutos.

Precalentar el horno a 200 (moderado-fuerte). Forrar una placa con papel manteca y reservar.

Cortar la masa en 6 partes iguales y darles forma de tronco. Colocar los troncos en la placa, dejando suficiente espacio entre ellos para que se expandan durante la cocción. Llevar a horno precalentado durante 10 a 15 minutos.

Dejar que se enfríen un poco, y luego cortar en bastones de 1 cm de espesor, en forma diagonal. Colocarlos nuevamente en la placa hasta que se doren, con el borde del corte del cuchillo hacia arriba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here