Imagínate que vas a comprar una hamburguesa, haces el pedido y te pones a esperar que te llamen. Mientras, miras al resto de la fila y no podes creer lo que ves: Bill Gates, el cofundador de Microsoft, también está paradito, con la mano en los bolsillos, aguardando por su comida.

Si bien ser multimillonario puede simplificar muchas cosas, no evita que tenga que hacer la fila como el resto de la gente para comprar la cena. No es la primera vez que Gates sorprende con sus actitudes.

“Cuando tenes un fortuna de 100 mil millones, dirigís la organización de caridad más grande en la historia del mundo y a la vez competís por una hamburguesa, papas fritas y Coca Cola en Dick’s como el resto de nosotros”, escribió Mike Galos, un exempleado de Microsoft, en su cuenta de Facebook.

“Así es como la verdadera gente rica se comporta, a diferencia del impostor del retrete de oro en la Casa Blanca”, agregó el usuario en referencia a Donald Trump. El posteo acumula más de 20 mil reacciones y fue compartido más de 16 mil veces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here