El diputado nacional Atilio Benedetti adelantó su voto al proyecto que plantea la despenalización del aborto: “Nunca estuve a favor del aborto, pero es una realidad social que no podemos seguir escondiendo bajo la alfombra”, sentenció.

El diputado señaló que “los abortos clandestinos han provocado muchas muertes y mucho daño en nuestra sociedad”. Y más allá de reconocer que hay una “guerra de cifras”, recordó que “lo cierto es que hay registros de unas 50 mil internaciones por año de mujeres que ingresan por abortos inseguros”.

Al fundar su postura, el referente de Cambiemos evaluó que “la despenalización es una medida que apunta a terminar con la inequidad y discriminación hacia las mujeres, fundamentalmente las más vulnerables, que por una u otra razón deciden abortar.

“He escuchado a muchos entrerrianos que me han hecho llegar sus opiniones y sus puntos de vista, todos fundados, y les agradezco, porque han sido muy valiosas para mí”.

Respeto y convicción

El legislador comentó cómo llegó a definir su postura: “Con mucho respeto he escuchado las voces que opinan que lo mejor es no modificar nada. Pero entiendo que no modificando nada estamos encubriendo una situación que es muy dañina desde el punto de vista de la salud”, expresó.

“Tomo esta decisión consciente de que muchas personas no lo van a comprender, pero lo hago con convicción de estar honrando el compromiso y la gran responsabilidad que siento al haber sido depositario de los votos de muchísimos entrerrianos, en las últimas elecciones”, señaló.

“Este era un tema que estaba tapado, y el Presidente Mauricio Macri lo puso a debate, porque el problema del aborto es un dato de la realidad. Tenemos que trabajar para que aquellas mujeres que tienen enormes dificultades para acceder a un procedimiento seguro por razones económicas, no queden expuestas a un aborto inseguro. Estoy convencido que esta ley es lo mejor para el país, particularmente para las mujeres y para la salud pública”, concluyó.

Dejar respuesta