El vicegobernador Adán Humberto Bahl, reconoció, en cuatro mujeres, a todos los trabajadores del Consejo General de Educación (CGE) que están en etapa de jubilarse.

No es casualidad que la palabra “jubilación” tenga la misma raíz que la palabra “júbilo”, puesto que significa la alegría del haber cumplido una etapa importante de la vida. Pero esa alegría es aún mayor cuando se reconoce a la persona que ha dejado tantos años de esfuerzo en el trabajo.

Por eso, el vicegobernador Adán Humberto Bahl, reconoció, en cuatro mujeres, a todos los trabajadores del Consejo General de Educación (CGE) que están en etapa de jubilarse.

Ana Viudes, Patricia Sánchez, Josefina Fernández y Lucrecia Cresta, acompañadas por la vocal del CGE, Rita Nievas, recibieron el saludo del contador Bahl.

“Quiero reconocer, en estas cuatro mujeres, el trabajo y la trayectoria de muchos trabajadores del CGE que desde la siete de la mañana están dedicados a que la educación de la provincia mejore día a día” dijo el vicegobernador.

“Estamos sumamente agradecidas de que el vicegobernador nos haya recibido y escuchado nuestras trayectorias. La educación es nuestro lugar en el mundo”, sostuvieron las recientes jubiladas al término del encuentro.

Josefina Fernández dijo además que “poder acompañar a todos los docentes de la provincia es un privilegio. Nos vamos realizadas porque, en los distintos lugares que ocupamos dentro del CGE, hemos puesto todo de nosotras y hemos recibido el saludo y el reconocimiento de muchos compañeros de toda la provincia”.

“Haber trabajado en el CGE ha sido un privilegio que no siempre se tiene en la vida”, subrayó.

En tanto, la vocal Rita Nievas, en representación del presidente del CGE, José Luis Panozzo, destacó la “trayectoria de cada una de estas mujeres, con más de 30 años de servicio, con mucho compromiso y dedicación”.

 

Fuente: Prensa Vicegobernación

Dejar respuesta