Crespo.- El pasado lunes 23 de octubre fue hallado un cadáver en el interior de un silo de la ex fábrica de alimentos balanceados Racionave, en Avda. Los Constituyentes, en Barrio Azul. El cuerpo estaba momificado por el calor del silo y pertenecería a Miguel Ángel Céspedes, apodado Tete, que hacía algunos meses vivía en el interior de la ex fábrica.
Una vez retirado del lugar, el cuerpo fue trasladado hacia la morgue de Oro Verde, donde se le practicaría la autopsia que permitiría determinar si el deceso fue una muerte natural, o provocada.

Según datos recabados por Paralelo 32, la demora en la realización de la autopsia se debería a que la cantidad de cuerpos alojados en la morgue para ser inhumados, retrasaron las tareas que a diario realiza el médico forense y los peritos. Mientras tanto, en nuestra ciudad los familiares aguardan la entrega del cuerpo para su sepultura.

Dejar respuesta