El secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellano, aseguró que el precio de los combustibles líquidos se modificará desde el 1 de julio y estimó que habría un incremento menor al 3 por ciento.

“Lo que dijo el ministro de Energía Juan José Aranguren fue que las variaciones no iban a superar el 3 por ciento, tanto para arriba o para abajo. Viendo los números, el incremento debería ser menor a ese 3 por ciento”, sostuvo.

En declaraciones a radio La Red (Buenos Aires), el empresario recordó que cada tres meses, el gobierno revisa el precio de las naftas y el gasoil, a partir de las variaciones de la cotización del dólar y del precio del barril de petróleo crudo.

Por esas revisiones, en abril el precio del gasoil bajó el 2,6 por ciento y el de las naftas 0,1 por ciento, en lo que fue la primera reducción desde la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia.

Consultado sobre la situación del mercado de combustibles, Castellanos dijo que las ventas están “bastante estables” aunque admitió que se registraron bajas en la comercialización del gasoil común.

Dejar respuesta