Miles de personas observaron el eclipse anular de sol en diferentes puntos del país, y si bien, el punto óptimo de observación estaba ubicado en Chubut, muchas fueron las personas que salieron a la calle en sus respectivas ciudades para intentar divisar el ocultamiento del sol. En Crespo, uno de esos espectadores fue Joaquín Delgado, quien con su cámara fotográfica y una placa radiográfica (en su parte negra), tomó estas imágenes.

El anillo de fuego, comenzó a formarse a las 9.24 horas, y dibujó una circunferencia casi perfecta en torno a las 10.38 horas, que pudo verse en lugares como Chubut, donde el fenómeno tuvo un 97,8 % de visibilidad.

Pasado el mediodía, la luna dejó de ensombrecer la luz solar en el hemisferio sur.

Dejar respuesta