Dos malvivientes se acercaron a un tambo que está ubicado a unos 200 metros de la ruta que une Racedo con María Luisa, donde se encontraba un solo empleado, alrededor de las 19.00, de este jueves 30.

Luego de maniatar al hombre, se dedicaron a llevarse garrafas, microondas, soldadoras y varias herramientas, además dos terneros que metieron en el baúl del auto, un Seat Córdoba, para luego escapar por la ruta 12 hacía Paraná.

El empleado, que sufrió golpes en el rostro y cuero cabelludo, pudo liberarse de las ataduras y dar aviso a la policía, a partir de lo que se produjo una persecución en la que intervino Comisaría María Luisa y San Benito.

Finalmente encontraron el auto en la zona detrás del Parque Industrial de Paraná donde los malhechores lo habían abandonado al verse cercados.

Durante el operativo se interceptó cerca de esa zona a dos personas en actitud sospechosa, las que fueron indagadas y dejadas en libertad, aunque quedaron supeditadas a la causa.

El subjefe de la Comisaría de María Luisa, Héctor Rumiz, dijo a Paralelo 32, que al momento del asalto ese vehículo no tenía pedido de secuestro, aunque horas más tarde se presentó en Paraná una persona diciendo que le habían sustraído el Seat Córdoba, por lo que se dispuso la identificación resultando que no era el titular que figuraba sino que estaba a nombre de otra persona.

Habrá que esperar la decisión del fiscal de la causa, sobre los presuntos delincuentes y sobre el titular del auto, si realmente había sido sustraído horas antes o solo fue un movimiento de distracción sobre los verdaderos autores del asalto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here