En el marco de los 90 años de la creación de Carabineros de Chile, la presidenta Michelle Bachelet recibió a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en la sede de la Escuela de la institución para conmemorar el aniversario de la fuerza chilena. En un gesto de hermandad y reconocimiento, Bullrich realizó la restitución de la bandera que fuera tomada por la Gendarmería Nacional luego del enfrentamiento con Carabineros en Laguna del Desierto en 1965.

Por parte de la comitiva chilena, participaron de la ceremonia los ministros de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz Valenzuela, y de Interior y Seguridad Pública, Mario Fernández Baeza, y el General Director de Carabineros, Bruno Villalobos Krumm.

En representación de la Argentina, asistieron el vicecanciller, Pedro Raúl Villagra Delgado; el embajador argentino en Chile, Octavio Bordón González; el jefe de Gendarmería Nacional, Gerardo Otero; el director nacional de Cooperación Regional e Internacional de la Seguridad, Gastón Schulmeister, y la subsecretaria de Asuntos de América Latina y el Caribe de la Cancillería, Olga Lila Roldán Vázquez.

La presidenta Michelle Bachelet se mostró muy agradecida para con el gesto de la ministra Bullrich y destacó: “Estamos retomando nuestra tradición de hermandad y cooperación; valoro que esto ocurra sobre todo en el bicentenario de la Batalla de Chacabuco, uno de los hitos fundamentales en nuestra vida independiente, pero también símbolo de una amistad profunda entre Chile y Argentina que ha sabido reponerse de los momentos duros, curar las heridas y hacer primar la fraternidad y el cariño entre nuestros pueblos”.

Por su parte, la ministra Bullrich expresó durante la ceremonia: “Venimos desde la República Argentina, en nombre del presidente Mauricio Macri, para realizar un gesto de restitución y reconocimiento. Es importante recordar la memoria del Teniente Hernán Merino Correa, un héroe de Carabineros, y por eso la Gendarmería Nacional restituye hoy esta simbólica bandera en un signo de amistad y encuentro entre Argentina y Chile”.

Es preciso destacar el histórico antecedente ocurrido el 6 de noviembre de 1965, conocido como Laguna del Desierto, en donde luego de un enfrentamiento entre la Gendarmería Nacional y Carabineros de Chile en la actual región de la provincia de Santa Cruz, falleció el Teniente Hernán Merino Correa, integrante de la fuerza chilena.

El General Director de Carabineros, Bruno Villalobos Krumm, expresó al respecto: “Quiero agradecer el celo y el respeto con el que la República Argentina conservó el emblema patrio, lo que es un evidente gesto de hermandad y fraternidad entre los chilenos y los argentinos”. Y agregó: “Hoy esta bandera volverá a flamear en nuestros corazones”.

Merino Correa murió en cumplimiento del deber el 6 de noviembre de 1965 y es por eso que hoy en día es considerado un héroe en su tierra. Fue ascendido de manera póstuma al grado de General y en el año 2015 se inauguró una estatua en su honor en la comuna de Vitacura, Santiago, en la ribera del Río Mapocho. El pueblo chileno le ha rendido numerosos homenajes a lo largo de los años para recordar la figura de un hombre que representa con creces los valores de la fuerza que integraba.

De esta manera, el Gobierno Nacional decidió restituirle la bandera que estuvo alojada en el museo del Edificio Centinela de la Gendarmería a la República de Chile en un gesto con vistas a mantener la paz y las relaciones bilaterales entre ambos estados.

Además, durante la conmemoración se realizó la toma de jura de 1.204 nuevos integrantes de la fuerza chilena y, posteriormente, la comitiva argentina fue agasajada con un almuerzo.

Dejar respuesta