El encuentro se produjo a partir del pedido de los diamantinos para que el Presidente Municipal, Prof. Lénico Aranda, dialogue con el arzobispo Juan Alberto Puiggari, para prolongar el futuro trasladado del Vicario Parroquial Padre Alan Rodríguez Souza da Silva.

“Es de destacar el trabajo realizado por el Padre Alan en nuestra comunidad. En estos últimos años, se ha trabajado con compromiso desde la Parroquia junto a los diamantinos, lo cual se ve reflejado en la concurrencia a la Iglesia” sostuvo Aranda.

Mensaje a la comunidad

Previo a la audiencia con el Arzobispo, Aranda se reencontró con el Mons. Eduardo Tanger, quien se desempeñó como Párroco en Diamante hace unos años atrás y actualmente es Párroco de la Catedral Nuestra Señora del Rosario, envió un mensaje a los diamantinos: “Sigo rezando por Diamante, una ciudad de gente muy buena que se extraña”. A su vez, agregó: “En Diamante uno se siente en familia”.

El Padre Eduardo Tanger bendijo al Intendente al bregar por “continuar con un trabajo silencioso por todos los diamantinos”.

Dejar respuesta