Amplio informe sobre la audiencia pública por supermercado chino

1
760
Audiencia en el Centro Comercial de Crespo.

Crespo.- El martes 27 de febrero, en cumplimiento de la Ley Nº9393 que regula en la Provincia de Entre Ríos la instalación de hipermercados y centros de grandes superficies, se realizó la audiencia pública por la instalación del supermercado MYM de la empresa Chen Haibing, ubicado en Los Constituyentes Nº1670. El local con sus anexos tiene una superficie de presentando 1.415 metros cuadrados cubiertos, construidos dentro de un predio de 2.362 metros cuadrados. La audiencia fue convocada para debatir el informe de impacto ambiental producido en favor de la empresa por profesionales de UADER, que fue duramente criticado. Con más de 1.400 metros y horario extendido, el proyecto de supermercado tiene previsto tomar solo 5 ó 6 empleados, lo cual fue otro punto muy cuestionado por casi todas las partes representadas.

Se espera la decisión que tome en pocos días el secretario de Comercio Interior, Jesús Pérez.

Audiencia en el Centro Comercial de Crespo.

Profesionales a favor

La audiencia comenzó con la exposición del grupo de profesionales que realizó el estudio de impacto ambiental. Destacaron la encuesta realizada en la zona de ubicación del supermercado. Dijeron que el 34% de los encuestados dijo que está de acuerdo con la instalación, por los precios que podrían mejorar con competencia mayor, por la presencia de un nuevo local comercial en una zona que necesita. Señalaron que el 33% en contra tiene un microemprendimiento en la vivienda, y tiene miedo de la competencia. Para llegar a esta conclusión entrevistaron a 24 personas sobre una población de más de 20 mil.

Destacaron que la apertura de locales de grandes superficies no impacta en la existencia de otros negocios. ‘No es que la apertura de supermercados genera cierre de otros locales’. Agregaron que hay una demanda de vecinos por diversos rubros sin satisfacer. Desde el informe se señala que hay un “escenario positivo por la apertura del nuevo comercio”. Presentaron el trabajo, el coordinador del equipo licenciado Ricardo Goñi y la economista Eugenia Bevilacqua, de Facultad de Ciencia y Tecnología (UADER), que realizó el estudio.

Centro Comercial en contra

Luego Mariela Gallinger, presidenta del Centro Comercial, Industrial, Agropecuario y de Servicios, hizo una presentación a nombre de la entidad contra el informe expresando que hay no imparcialidad en el enfoque y sobre la escasa cantidad de personas encuestadas, que fueron tan solo 24 personas. Este tema fue una crítica recurrente de los demás expositores opuestos a la instalación del supermercado. Como el supermercado tendrá impacto amplio en la ciudad, la encuesta debió extenderse a un rango más amplio de personas. “La muestra elegida no puede ser considerada relevante”, agregó. Gallinger señaló que “a mi criterio el estudio objetivo debió señalar puntos fuertes y débiles sin asesorar o sugerir”.

Un tema destacado fue que el estudio de impacto hace recomendaciones cuando aparecen situaciones negativas en el emprendimiento, a pesar que el informe señala que no se presentan falencias. Gallinger criticó que en el estudio cuando se refieren a posturas contrarias en el caso de las encuestas, buscan ejemplos y bibliografía que atacan esas posturas. También se refiere a algunas contradicciones en el trabajo: que el “local funcionará con horarios amplios”, pero luego agregan que “respetarán las normas vigentes al respecto”.

Ante la opinión optimista del informe sobre las ventajas para el consumidor, la expositora señaló que “no se tiene en cuenta que muchos consumidores prefieren otro tipo de trato al que se le brinda en un supermercado y que la relación personalizada corre el riesgo de desaparecer si es que los pequeños comercios ven su escala de negocio imposible de continuar”.

Además, emplear a 6 personas en esa superficie, supone “empleados sobre esforzados o dar mala calidad de atención al cliente o una calidad de servicios muy acotada”, agregó.

Destacó que los comerciantes crespenses dan continua ayuda a instituciones. Agregó que “es un mito lo de precios más económicos, no son generalizados, solo puntuales”.

Aseguró que la cadena no compensará con sus puestos a los que desaparecerán por cierre de otros pequeños comercios.

LAR en contra

Luego hablaron la gerente general de LAR, Noelia Zapata de Jacob, que argumentó sobre aspectos socioeconómicos, y los representantes legales de la cooperativa, Jorge Petric y Bruno Sosa, expusieron argumentos legales para plantear la “oposición a la instalación de la gran superficie comercial”.

La gerente destacó los procesos de responsabilidad empresaria que desarrolla la actividad económica local, especialmente los proyectos que lidera LAR, como ejemplo de integración positiva de la economía y la sociedad local. “Afirmamos que Crespo cuenta con una importante, competitiva y destacada actividad comercial, que beneficia principalmente a los consumidores locales y de la zona, quienes encuentran diversidad de artículos, todas las marcas de proveedores reconocidas a nivel nacional y regional, productos frescos controlados bromatológicamente, con fechas de vencimiento legibles y precios justos, que les permiten realizar sus compras de una manera responsable, confiando y conociendo el origen de los mismos, sin presión de ofertas presentadas como únicas y especiales, que los impulsen a comprar compulsivamente”. Luego se refirió a la actividad de LAR en ese marco de importante nexo entre los comercios locales. Durante su exposición, Zapata señaló que en Crespo hay 266 comercios de productos alimentarios, uno cada 75 habitantes. Si se toman todos los rubros, hay 848 comercios, uno cada 15 habitantes, 1,15 veces la media provincial, “lo que significa saturación de oferta”.

Petric objetó que se inició la construcción del supermercado antes de llegar a la etapa de aprobación, a través de una ‘teoría de los hechos consumados’, se instaló la construcción. Cuando la Municipalidad advirtió y actuó al observar que la empresa estaba destinada a una gran superficie comercial. Subrayó que a su criterio hay incumplimientos “muy serios” a nivel legal. “Antes de iniciar el proyecto deben contar con la autorización” y no la tenían, según el abogado. También se refirió al informe técnico de UADER, al que consideró “un relato” no fundamentado en medios probatorios que habiliten sus conclusiones. En otro punto, Petric se refirió a la cantidad de trabajadores que se incorporarán, que serán cinco o seis. Destacó que está fuera de reglamentación de AFIP que en una resolución establece 5 a 6 empleados por 8 horas cada 300 metros cuadrados, contra 5 empleados para 1.500 metros cuadrados; y que los trabajadores van a estar trabajando unas diez horas semanales de más, sobre el convenio del gremio de Empleados de Comercio; “y no se prevé recambio de personal”. Petric se refirió a una situación de explotación de mano de obra y “trabajo esclavo” y puso en duda que se contrate mano de obra “preferentemente” local.

En resumen, LAR se opone por falta de solvencia del técnico del informe, porque no se siguieron las disposiciones de la Ley Nº9393 en tiempo y forma y por existir en Crespo oferta comercial suficiente, competitiva y de calidad.

La Municipalidad no apoya

Por la Municipalidad, expusieron los secretarios de Gobierno, Julián Maneiro, de Desarrollo Urbano, Omar Molteni, y de Hacienda, Hernán Jacob, junto con el titular de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), José Luis Fredes.

Maneiro señaló que el gobierno local está en favor de empresarios y emprendimientos locales porque actúan con responsabilidad social, “cuestión que, en general, las grandes cadenas no atienden o no responden”.

Agregó que no es tan beneficioso el impacto laboral, como se afirma. Aclaró sobre los pasos que siguió la firma al solicitar habilitación, es que primero hizo pedido de habilitación del uso del suelo, y recién luego la habilitación de actividad comercial. La solicitud de construcción fue realizada por otra persona que no es el el actual empresario, con pedido de construcción de local y casa familiar. “No hay vicio ni nulidad de origen” en este caso.

Jacob destacó que la Municipalidad actuó “conforme las competencias y facultades del municipio”, que es autoridad originaria de aplicación en las habilitaciones de locales. Señaló que faltan datos en el informe, como el impacto económico, cuánto va a facturar, que implica cuánto va a tributar, que “es fundamental” para el municipio desde un punto de vista fiscal. Sobre el tema laboral, “el impacto es bastante bajo, con ocupación de cinco empleados, es escasa, insuficiente y casi insignificante”. Agregó que “material y legalmente es imposible que solamente cinco empleados, ajustadas a Derecho, puedan trabajar durante ese tiempo”. Tampoco es conveniente la tercerización de actividades prevista (rubros carnicería y verdulería indicados en el informe de UADER) “Es vago” cuál va a ser el verdadero impacto en los sectores primario y secundario de la región el enunciado del informe. Jacob señaló que en todo lo indicado se profundice el estudio.

Por su parte, Fredes pidió, desde el punto de vista de OMIC la disponibilidad de sanitarios de acceso al público, según la legislación vigente y que se trabaje con Tránsito en los temas de tránsito vehicular en torno al local, “de manera efectiva”.

Maneiro dejó en claro, al comienzo de su exposición, que la Municipalidad aceptará la resolución que se tome sobre el comercio.

En defensa del supermercado

A continuación, los abogados Héctor Toloy y Joaquín Pérez, y el contador Aníbal Vicintín, defendieron al supermercado. Toloy mostró el pedido de factibilidad para “comercio de supermercado minorista” que se hizo en noviembre de 2016. Mostró que en febrero de 2017 se presentó la documentación pedida por el Municipio, incluida la superficie de construcción de 1.415 metros cuadrados. “No se va a hacer una obra teniendo de 300 mil, 400 mil o 500 mil dólares, sin tener esto”, agregó. El moderador Pérez aclaró que “en ningún momento se hizo observación a la ley 9393” de grandes superficies comerciales.

Vicintín dijo que el empresario Chen tiene proveedores de la zona, pero no dio nombres para que no tengan posibles inconvenientes. Sobre el trabajo en día domingo, dijo que se puede incorporar empleados adventistas que no tienen trabajo. Sobre el apoyo a las instituciones, dijo que se va a apoyar a Bomberos.

Pérez destacó que el empresario cumplió “con todos los estadíos en tiempo y forma”. Adujo que la Municipalidad nunca le dio aviso que quedaba incluido dentro de la ley 9393, y “es un beneficio en favor del administrado la informalidad, si se hace un trámite y se olvida un papel, pero surge una resolución en su contra, es un principio en favor del administrado, diferente al proceso judicial donde la formalidad es importante”. Sobre las encuestas, destacó que no son una exigencia de la ley. “No se puede atacar esa encuesta como condición de invalidez, no es una exigencia”, dijo. Cumplimentó de su bolsillo para realizar el estudio y le salió positivo. Agregó como antecedente a favor de su defendido, un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de 1925, que estableció en circunstancias parecidas que el empresario tiene un derecho de propiedad adquirido.

Empleados de Comercio: cumplir leyes laborales y sumarse a la comunidad

Carlos Pfeiffer, por el Sindicato de Empleados de Comercio de Crespo expuso los argumentos en torno a la legislación laboral. Previamente, comenzó hablando de la historia de inmigración de la ciudad y el país, con inmigrantes integrados a la comunidad argentina. “Soy nieto de inmigrantes, mis abuelos llegaron a Crespo en 1903, alemanes del Volga” y resaltó “el ánimo y el espíritu” de los inmigrantes: “respetar la ley, la relación con el mundo laboral y la vinculación con sus conciudadanos”. Solicitó al empresario que se incorpore a la comunidad de Crespo y a sus instituciones. “La ciudad de Crespo es una gran familia, pido que intervengan y participen en las actividades civiles de la comunidad”, señaló.

Sobre los temas específicamente gremiales y laborales, “como representante del sindicato, solicito el cumplimiento del convenio 130/75, de empleados de comercio; el seguro de responsabilidad civil; el cumplimiento de las normas reglamentarias vigentes y de otras normas laborales “y fundamentalmente la libertad de sus trabajadores para optar por la afiliación sindical” y “respetar al trabajador”. Por la superficie del emprendimiento, “quiero pensar que el número de empleados supera largamente las 30 personas”, subrayó al comparar con otras empresas similares de la ciudad.

Si no se cumple ese número “nos da de pensar que el trabajador sufrirá una presión laboral y psíquica tan fuerte que le producirá enfermedades irreparables a corto plazo”, agregó Pfeiffer. Preguntó, al tener sectores tercerizados en el salón, “si por desgracia un cliente sufre una descompensación, ¿quién se hace cargo de esa persona?” Además pidió información sobre horarios y días de jornadas laborales, feriados a respetar, y su metodología de competencia con sus productos. Preguntó que si se transfiere la propiedad del comercio a otra persona, si el nuevo empresario cumplirá las condiciones que se determinen finalmente.

FEDER en contra

Jorge López, por FEDER, presentó a la audiencia un “extenso trabajo de evaluación y análisis” sobre el tema. “solo se citan cuestiones positivas y cuando aparecen negativas plantean cómo superarlos”. Criticó la encuesta de opinión a sólo 24 personas, vecinos del emplazamiento, pero el informe indica “que la influencia llega a toda la ciudad”. Agregó que se necesitaba encuestar una mayor muestra poblacional. Dijo que no se indica si habrá problemas de tránsito, no se habla de seguridad, sólo se indica la contratación de seguridad tercerizada para velar también por el exterior. Sobre el impacto económico, se despachó López contra la contratación de seis personas. “El modelo de negocios que ha sido observado en el país, hace dudar, incluso, de esta afirmación”, agregó.

Sobre el impacto en el sector primario, la compra a productores locales, “en otras localidades ha sido negativo, porque el gran comprador abusa de su situación dominante para imponer sus condiciones”; sobre el impacto sobre el consumidor, el informe de la UADER no toma en cuenta al consumidor que quiere otro tipo de trato, más personalizado; relación que corre el riesgo de desaparecer, los pequeños comercios con su escala de negocios imposible de continuar.

Sobre el impacto laboral, López aseguró que en el modelo de supermercado chino, se observa que “los puestos de trabajo son, en primer lugar para los parientes, luego para los connacionales, y sólo en última instancia para los vecinos” y que “el nivel de empleo tiende a reducirse con el paso del tiempo”. Sobre los precios aseguró que “no siempre este tipo de negocios ayuda a combatir la suba de precios”.

El impacto social es negativo; no puede realizarse el estudio con 24 personas sobre 20 mil. El 33% estuvo en desacuerdo y otro número igual que ‘le daba lo mismo’. “No puede negarse que el impacto social es negativo”. Agregó que “aunque el comercio pueda incorporar determinada cantidad de mano de obra, nunca compensará la desaparición de los puestos de comercios que no pueden hacerle competencia, ello fue comprobado hace tiempo en provincia de Buenos Aires, donde se detectó el cierre de 4 mil negocios minoristas en un solo año ante la instalación de supermercados. “La venida de una gran superficie no va a colaborar para nada con el crecimiento de la ciudad”, concluyó López.

UADER responde

Ante las diversas críticas, los profesionales respondieron puntualmente defendiendo los criterios técnicos utilizados, especialmente con el muestreo para la encuesta. En todo momento destacaron que el informe se centró en la habilitación del supermercado, cuestión solicitada por la legislación vigente. Pero se pusieron a disposición de las partes para profundizar en anexos los datos que sean necesarios.

Coprocin en contra

Finalmente y antes del cierre del moderador Jesús Pérez, representantes del Consejo Provincial de Comercio Interior (COPROCIN) atacaron el estudio de la UADER. Señalaron que “resulta parcial y subjetivo”, además “con estudio de campo pobre, no representativo” que “no se ajusta a la realidad de Crespo”.

Recordaron que hay más de 80 supermercados, autoservicios y afines pequeños y medianos en Crespo, por lo que no ven la necesidad de un nuevo emprendimiento que, además podría implicar un “cambio de idiosincrasia” en el ámbito comercial local.

En los próximos días se espera una resolución sobre el caso.

 

1 Comentario

  1. Los supermercados chinos han desbaratado a los supermercados locales. Cómo?, Facil, primero entran con habilitaciones totalmente truchas, porque pagan a los inspectores de habilitaciones, segundo, no contratan trabajadores en relación de depéndencia, excepto el carnicero y/o verdulerdo – fiambrista.
    No tienen repositores, cajeros, receptores, administradores, auxiliares, maestranzas(limpieza), por que?. Porque ellos sólo dicen que son parientes. Para que uds puedan saber, no hay un solo chino en nuestro pais que pueda acreditar parentezco entre ellos. Coimean a todos gremios. Y eso corta las posibilidades laborales de los Argentinos. Ya que no contratan a nadie que no sea absolutamente indispensable (verdudelo fiambrero carnicero). De esta forma se ahorran todas las cargas sociales e impositivas y…. lo peor. Terminan tumbando literalmente a la competencia.
    Esto es muy facil matemáticamente. El ahorro de las cargas sociales lo vuelcan en un stock importante, como por ejemplo el vino, la cerveza o el fernet, también lo pueden colocar en productos de primera necesidad, como ser arroz, harina, leche, y de esa forma obtienen clientela por productos a menor costo del de distribución, y de esta forma captan clientela para el resto de los productos que le dan ganancias. Lo que nos da un resultado de imposible competencia.
    Yo propongo que cada comercio chino deba acreditar fehacientemente con nuestras leyes y sin lugar a dudas que las personas que trabajan con él, son sus parientes abarcados o amparados en la ley, que le permite exonerarse de las cargas sociales. Sumado a ello por lo menos el 50% del personal debe ser argentino. Y despues veremos cómo sigue.
    Por otra parte colocan siempre precios de oferta que no se encuentran adentro y cuando lo discute el cliente no entienden el lenguaje.
    A ver si nos ponemos las pilas y se termina esto. Han fundido a miles de supermercados y en base a el ahorro de un 35% o mas por las cargas sociales que no pagan.-
    GRACIAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here