María Grande- Un mariagrandense denunció sospechas sobre un crespense por un hurto de elementos y la justicia, en consecuencia, ordenó una requisa domiciliaria, en busca de pertenencias personales. Así fue que una comisión policial de la ciudad termal arribó a Crespo en pleno feriado del lunes 20 de noviembre, a fin de cumplimentar la medida judicial dispuesta sobre un inmueble de calle 25 de Mayo de la Capital Nacional de la Avicultura.

Detalles

La causa instruida no refiere a autores desconocidos y el hecho se habría suscitado en un entorno cercano al denunciante. El jefe de Comisaría María Grande informó a Paralelo 32 que “Con anuencia judicial y a solicitud de la dependencia, se formalizó el procedimiento en Crespo. Días previos, un vecino de María Grande había radicado una denuncia por el supuesto delito de hurto, señalando sus sospechas sobre una persona allegada, domiciliada en Crespo. El allanamiento fue ordenado en busca de elementos personales que aún son objeto de localización y recupero en algunos casos”, dijo.

Por ahora, se recuperaron elementos didácticos y de estudio del denunciante, pero buscan aún una notebook y una netbook. “El hecho fue reciente, si bien la relación sentimental ya no existía”, aclararon desde la comisaría mariagrandense a este semanario.

Dejar respuesta