Estación Sosa- El miércoles 5 de marzo a la tarde personal policial de Comisaría María Grande allanó una finca ubicada en este pueblo, habitada por un hombre de 25 años. Notificado el morador, los agentes se abocaron a una minuciosa búsqueda de elementos que se relacionan con una causa que se investiga tras la denuncia de un vecino por la muerte de un perro que habría sido herido con un arma de fuego.

Los policías encontraron en el interior de la vivienda una escopeta calibre 16 y cartuchería del mismo calibre; un estuche con perdigones munición 1; una caja con 30 cartuchos calibre 22 y siete vainas servidas calibre 22, una caja con cartuchos calibre 30-30, un revolver calibre 22, un cinturón porta cartuchos y una pistolera tipo sobaquera.

Un allanamiento, dos hechos

Se visualizaron además elementos que podrían estar relacionados con otro robo, denunciado en Comisaría Cerrito, aunque el hecho se perpetró en una obra en construcción de viviendas de Aldea Santa María.

En ese contexto, el sospechoso no pudo demostrar la procedencia diversos elementos que había en su casa: un taladro eléctrico, mechas de varias medidas, herramientas, llaves térmicas, un interruptor automático diferencial bipolar; 44 tapas para módulo de electricidad y quince toma corriente, 45 llaves de punto y cuatro pulsadores para timbre, cuarenta tapas porta módulos de electricidad, nueve codos de bajada de pilar aislado, un rollo de cable color rojo, un rollo de cable color verde y amarillo y un rollo de cable azul, todos de la misma marca; un rollo de cable color blanco, dos cintas aisladoras negras, dos cintas de tela blanca, una cinta métrica de tres metros, siete tapas de cajas de luz cuadradas color blancas, tres acoples de chapa para cajas de luz embutidas y una caja de inspección plástica, además de un rollo de hilo con porta rollo.

El acusado fue identificado y quedó supeditado a la causa, a disposición de la Justicia pero en libertad.

Dejar respuesta