Crespo.- En la sesión del Concejo Deliberante realizada el miércoles 3 de mayo ingresó un anteproyecto de ordenanza del vecino Jorge Nelson Alanis, para crear un Programa de Prevención y Control de Alcoholemia al Empleado Público Municipal y Funcionario Público Municipal. Alanis fue impulsado por el accidente de su hija fallecida en circunstancias en que el conductor del vehículo que estuvo involucrado en el hecho era conducido por un agente municipal de planta transitoria al que se detectó alto nivel de alcohol en su organismo. Al empleado no se le renovó el contrato luego del hecho. El ciudadano solicita también la banca ciudadana en el HCD para referirse a la problemática del alcoholismo entre agentes municipales. En particular quiere explicar su propuesta de control al azar entre empleados y funcionarios para evitar accidentes.

La iniciativa

El anteproyecto establece los siguientes puntos:

  • Crear el Programa de Prevención y Control de Alcoholemia al Empleado Público Municipal y Funcionario Público Municipal;
  • Todo conductor autorizado por el Municipio está obligado a someterse a pruebas para detección de intoxicación por bebidas alcohólicas, a solicitud de autoridad municipal, con auxilio de la policía;
  • Realizar las pruebas con etilómetros homologados, dispositivos especiales para determinar la existencia de alcohol en la sangre; o por cualquier otro método “que no resulte invasivo para la persona”;
  • Realizar los controles en forma aleatoria y en diferentes horarios;
  • Se tomará como límite máximo permitido el valor que supere 0,5 gramos por litro de sangre, para conductor de vehículo de menor porte; 0,2 gramos por litro para ciclomotor; 0 para conductor de vehículo de gran porte;
  • Se considerará alcoholemia riesgosa, cuando supere esos valores; y alcoholemia peligrosa si superan 1 gramo por litro de sangre;
  • Si el agente o funcionario tiene mediciones por encima del máximo permitido se dispondrá la demora inmediata del afectado para evitar que conduzca un vehículo municipal; determinando datos personales y medición obtenida;
  • La demora no podrá superar el horario habitual de labor del infractor;
  • Los gastos que se produzcan como consecuencia de la infracción, serán a cargo exclusivo del infractor;
  • Las actuaciones realizadas con determinación de la infracción serán remitidas a Asesoría Legal para iniciar el sumario administrativo correspondiente;
  • El programa se aplicará a los 30 días de aprobada la ordenanza; se completará con una campaña de concientización entre agentes y funcionarios municipales.

Anexo

Un anexo que acompaña al anteproyecto establece un plan de acciones para los controles de alcoholemia y un conjunto de objetivos para su implementación. En una nota que envía al Concejo Deliberante, Alanis señala que su iniciativa se produce “atento a lo ocurrido con un empleado municipal, quien lamentablemente por su acción, ha producido un accidente de tránsito que le causara la muerte a mi hija menor de edad”.

La aprobación del programa que propone “sería una puesta de manifiesto de la intención de los señores representantes de los ciudadanos, que contemplen esta materia que es de conocimiento de varios, que se circula con vehículos de la Municipalidad en muchas ocasiones, en estado de alcoholemia”.

El accidente

Camila Alanis Eichmann de 6 años, hija de Jorge Alanis, murió el sábado 17 de diciembre de 2016, mientras circulaba en bicicleta frente a su casa, al ser embestida con la rueda de un camión regador que prestaba el servicio en Barrio Azul. El accidente se produjo sobre calle Puerto Argentino, a pocos metros de la intersección con calle Catalina Heinzenknecht, detrás del grupo habitacional 73 viviendas, donde se sitúa un núcleo de unas 40 viviendas particulares construidas por sus dueños a través de créditos Procrear.

Dejar respuesta