Crespo- La sede Crespo de AFS Programas Interculturales se prepara para recibir el 24 de agosto un nuevo contingente de estudiantes de intercambio, uno de los más numerosos desde que la organización inició sus actividades en la ciudad, en 2012. Son diez jóvenes del hemisferio norte que llegan para hacer su experiencia intercultural en Crespo y Ramírez.

Mauricio Amarillo e Irene Stürtz, dos de los aproximadamente 25 voluntarios que tiene la entidad a nivel local se refirieron al trabajo y la coordinación desde AFS para albergar a tantos estudiantes, en una entrevista con Paralelo 32.

“Estamos en el ciclo intermedio, despidiendo a estudiantes de intercambio el martes 17 y recibiendo a otros. Tenemos dos fechas en el año en que recibimos chicos. Los del hemisferio sur llegan en febrero y los del hemisferio norte llegan en agosto. Quienes vinieron en febrero por un programa interanual se irán en enero de 2019, y los demás terminaron su ciclo y se fueron el martes 17, cinco chicos alojados en Crespo y una estudiante que se hospedaba con una familia de Ramírez”- comentó Irene.

“A fines de agosto, el 24, estaremos recibiendo diez estudiantes. Pero –aclaró- entre tanto recibimos dos chicas, una de Estados Unidos y otra de Italia, por un programa más corto, intensivo, de seis semanas, fundamentalmente para afianzar el idioma. Están en Ramírez y se van a fines de julio”.

-¿Pudieron cubrir la demanda de hospedaje para los estudiantes que llegan en agosto?

– Sí. Cuesta, es todo un trabajo, pero logramos conseguir doce familias anfitrionas, contando las dos chicas del ciclo que se termina en julio, más otra familia que motivamos por una docente que ya se fue en junio; 13 familias motivadas que abrieron las puertas de su hogar. Es todo un logro y orgullo para Crespo, porque eso demuestra hospitalidad.

– ¿Cuáles son las principales dudas al momento de hospedar un estudiante?

– A la mayoría de las familias les cuesta dar el sí, porque los principales miedos son económicos, de responsabilidad, qué les va a pasar, por probables inconvenientes con la salud. Eso se va explicando en la primera entrevista cuando la familia se muestra interesada. La responsabilidad legal del estudiante le cabe a AFS, cada chico al contratar el programa paga un costo para cubrir el viaje y el seguro de salud, que es por un monto importante.

Otra cosa que aclaramos es que no vienen para hacer viajes de turismo, llegan con visa de estudiante, tienen que cumplir con la asistencia en la escuela, en las tareas, en las actividades de participación ciudadana que organiza AFS, talleres en las escuelas. Desde la organización se brinda además orientación a la familia, a las escuelas y a los estudiantes que llegan.

– ¿De dónde proceden los estudiantes que llegan en agosto?

– Siempre llegan de Alemania, Italia, que son los países cuya cultura conocemos, pero tratamos de incorporar en cada ciclo alguna cultura nueva; además vienen de Dinamarca y Tailandia. De los estudiantes que se fueron como nuevas culturas tuvimos Francia y Groenlandia, y en el próximo ciclo vamos a traer por primera vez un chico de Portugal y una chica de Canadá.

En distintos vuelos, en este ciclo, el 23 de agosto llegan a Buenos Aires 370 estudiantes, a los que hay que organizarle los viajes a los distintos puntos del país que tienen por destino. En el caso del contingente que viene a Crespo, se los lleva a Retiro y todos juntos viajan hasta nuestra ciudad y las familias los reciben en la terminal de Crespo el viernes 24.

– ¿Cómo se organizó el alojamiento para ellos?

– Los ocho que vienen por un programa anual se hospedan en Crespo y dos chicas de Italia que vienen por un programa semestral vivirán en Ramírez.

Una vez que están las familias, se trabaja con consejería y la familia puede darnos sus prioridades en cuanto a escuelas. Después AFS decide por la cantidad de cupos que las escuelas otorgan y se inscribe a los chicos. También se los pone en contacto vía skype o whatsapp con las familias anfitrionas. La mayoría de quienes vienen ya están en comunicación con las familias, hablando y practicando con los traductores. Todos aprenden. Se complica un poco más con quienes vienen de Tailandia porque no manejan nuestro alfabeto. En general los estudiantes vienen sin saber español, pero aprenden muy rápido y ahí nos damos cuenta de que el idioma es lo de menos.

Nosotros también vamos aprendiendo muchísimo de los chicos, de las familias, sin viajar. Es como tener el mundo en la casa de uno.

En el medio se viven historias sorprendentes, se crean afectos y vínculos indisolubles. Una anécdota de Irene pinta de cuerpo y alma las relaciones que se logran. “La segunda estudiante de intercambio que tuvimos en casa era de Islandia y cuando tocó el primer partido del mundial a la selección Argentina con Islandia, me manda un mensaje ‘por qué justo con Argentina’ y ‘cómo puede uno celebrar cuando tiene el corazón dividido’. Y me mandó un videíto, en la cuadra donde vive tienen un mástil y ella mandó a su hermano a izar la bandera Argentina junto con la de Islandia. Eso fue muy emocionante para mí. Nosotros, no sé si lo haríamos”.

Voluntarios (Con L)

Actualmente AFS sede Crespo tiene entre 20 y 25 voluntarios. “Es libre y el que esté interesado y tenga ganas puede sumarse”- dicen los entrevistados.  Señalan que este número de colaboradores hace posible un mejor trabajo. Cada estudiante tiene un consejero asignado y cada área una coordinación. Está la coordinación de Visibilidad que trata con los medios y marketing; de Hosting, encargada de la recepción y búsqueda de familias que alojen, realiza las entrevistas con las familias y los estudiantes y elije los legajos de quienes vendrán de intercambio. La coordinación de Sending se encarga de los chicos que quieren viajar desde Crespo a otro lado.

También está la coordinación de Comunidades Educativas que realiza todos los trámites, la inscripción en las escuelas, orientaciones en el curso donde va el chico, capacitaciones y talleres. La coordinación de Orientaciones, a cargo de la experiencia que se hace a las familias y al estudiante. Y la Desarrollo voluntario, que es la que va preparando a cuando uno de los voluntarios que entran a la organización.

Intercambio

AFS hace 7 años que trabaja en Crespo. Desde 2012 a la actualidad registraron su paso por la localidad, Ramírez, Racedo y Libertador San Martín, un total de 80 participantes entre estudiantes y docentes, llegados de distintos países del mundo.

En cambio al exterior sólo viajaron 9, dos estudiantes de Ramírez que realizaron intercambios culturales en Canadá y Nueva Zelanda; y 7 de Crespo a Tailandia, Indonesia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos y Alemania.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here