Ramírez- El intendente Gustavo Vergara y miembros de su gabinete, junto a representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales, dieron a conocer el desarrollo de los acuerdos salariales firmados durante el año, las negociaciones sobre condiciones laborales y algunas cuestiones referidas a unidades habitacionales para el sector.

Entre los variados temas expuestos, los más destacados fueron los incrementos salariales, por los cuales se informó el resultado de la reciente negociación que permite alcanzar un aumento del 35% promedio para el personal de planta permanente y del 30% del valor hora para el contratado, pasando de un haber mínimo de bolsillo de $6.000 a $8.000 en el último año. Se anunció además un bono especial para las fiestas de $500 para los trabajadores contratados.

En cuanto a las asignaciones familiares, se detalló la actualización de los montos conforme a los aumentos otorgados por Nación y Provincia, destacando que es una facultad del municipio otorgarlos o no y se decidió avanzar en ese sentido.

En relación a las viviendas sociales, se comentó la reciente firma de un convenio con el IAPV para la construcción de diez unidades habitacionales destinadas a trabajadores municipales, tras las gestiones del secretario en FESTRAM Marcos Romero, en conjunto con el municipio.

Se comentó también acerca de los avances referidos a compra de ropa de trabajo para todo el personal, nueva propuesta de terreno para la entidad y la negociación de un nuevo estatuto municipal previsto para el año próximo.

Pasos hacia adelante

Romero señaló que “Agradecemos este paso que damos con los trabajadores, porque hoy nos encontramos en una situación totalmente distinta a la que pasamos hace un año. Vamos detrás del cambio de la municipalidad, sinceramente lo queremos y creemos que podemos llegar a un futuro mucho mejor que el que nos dejaron anteriormente. Agradecemos el esfuerzo del Departamento Ejecutivo. Después de las diferencias que tuvimos puertas para adentro y puertas para afuera, hoy podemos sentarnos y dar buenas nuevas para los empleados”.

Vergara sostuvo que “Esto no se termina con esta negociación. No se pueden resolver todos los temas en un año porque las falencias tienen mucha antigüedad, pero al término de cuatro años de gestión habrá un cambio notorio e integral. Tanto el empleado municipal como los funcionarios nos debemos a la comunidad y debemos darle cada vez más”, opinó.

Dejar respuesta