Crespo.- El viernes 17 de junio en la oficina del intendente Darío Schneider se realizó una conferencia de prensa para presentar la iniciativa sobre Voluntariado Social, que quedó plasmada en el Decreto Nº272/17, firmado el 2 de junio pasado, que busca regular en la ciudad el trabajo que realizan las personas que se dedican a acciones solidarias gratuitas y voluntarias, como los diversos grupos de protección de mascotas. También desde el Municipio se está promoviendo el voluntariado ambiental, tratando de organizar grupos de vecinos interesados en las cuestiones de defensa del medio ambiente.

Junto al arquitecto Schneider participaron del encuentro con la prensa la subsecretaria de Innovación Social y Participación Ciudadana, Elina Ruda; el titular del Área de Salud Animal, Javier Malavassi; el jefe de la Comisaría local, comisario Miguel Retamar y tres voluntarias en representación de los grupos protectores de mascotas, Lisa Lescano, Valeria Kerbs y Lorena Jiménez.

Compromiso social

Schneider señaló que con el decreto sobre voluntariado social “se busca reconocer este trabajo y su compromiso”, para que “todos los días tengamos una ciudad mejor”. Señaló que “estas acciones que se realizan desde un lugar anónimo y en forma silenciosa”, a través del decreto “se ponen en superficie” para reconocer lo que hacen estos ciudadanos.

La subsecretaria Ruda señaló que el Voluntariado Social es un Programa de Participación Ciudadana lanzando el voluntariado por salud animal y trato con mascotas. “Estamos formalizando una temática que se viene haciendo, pensamos que a esto había que darle un marco más formal”. Destacó que el voluntariado social es una manera de generar una transformación social desde la acción comprometida de vecinos que tienen un interés por algo en particular”. Destacó que el Estado municipal debe “acompañar ese proceso, organizarlo, coordinarlo, darle las herramientas necesarias para que pueda intervenir en los casos que debe intervenir”. Destacó que el voluntariado “es un espacio abierto”, que implica “ciertas obligaciones pero también ciertos derechos”; el objetivo es la coordinación.

Adelantó que en los siguientes días se lanzaba el voluntariado ambiental, un espacio “que no tiene tanto avance” como el de salud animal.

Malavassi destacó que “esta gestión se hizo cargo de esta problemática, se creó el área de Salud Animal, que no existía en la Municipalidad y desde el principio nos pusimos a disposición de las protectoras, y hemos trabajado mucho con ellas”. Consideró que con el decreto hubo que “llevar este trabajo a la superficie”, para que la sociedad lo reconozca y agradezca la “tarea diaria, cotidiana, de esfuerzo, de tiempo y de dinero que ponen”, agregó que “son muchas las mujeres que están trabajando en esto” y “realmente se quería formalizar”. Subrayó que en “se necesita la formalidad en cuestiones de ingreso” a las viviendas, porque las voluntarias “realizan tareas domiciliarias de recoger animales que deben ser castrados”. Reconoció que hay situaciones donde “ellas ponen el cuerpo muchas veces”, donde la Municipalidad no puede llegar “ellas llegan primero” y “nos dan la participación posterior”. También agradeció la acción de la Policía a través del comisario Retamar “porque es una institución que colabora con nosotros” porque a veces “se requiere de la fuerza pública para actuar”. Destacó que se constituyó “un marco más formal” para las actividades “que las voluntarias realizan con mucho ahínco”.

Por su parte, el comisario Retamar destacó que “trabajamos en forma coordinada” con Malavassi y con los grupos de mujeres voluntarias. Señaló que “desde la comisaría vamos a apoyar como siempre lo hacemos con todas las instituciones municipales, cuando se requiera la presencia policial”.

Reconocimiento

Malavassi destacó el grado de desarrollo que los grupos protectores de animales tienen en nuestra ciudad. “Crespo es reconocido a nivel zonal. Las chicas son consultadas desde lugares como Diamante, Racedo, Libertador San Martín o Seguí. Lideran esto a nivel regional, porque se destacas su acción en nuestra ciudad ya que en otras ciudades no están tan organizadas estas asociaciones”.

 

El trabajo de las voluntarias

Posteriormente las tres mujeres voluntarias que participaron de la conferencia de prensa, Lisa Lescano, Valeria Kerbs y Lorena Jiménez, señalaron que “hay casos complicados en los barrios, donde no se puede dialogar bien con la gente porque hay personas agresivas. Nos han corrido hasta con palos por intentar ayudar, un hombre una vez nos corrió con un machete y tuvimos que llamar a la Policía. Hay casos muy complicados, con perros que están en estado muy mal de desnutrición. Hay gente que no se deja ayudar y está la gente que sí se deja ayudar”. También señalaron que “tenemos los dos extremos, la gente que tiene mucha pobreza, que por ahí no tienen noción que hay castraciones gratuitas. Ahí entramos nosotras a asesorarlos, decirles ‘mirá, el perro es mejor castrarlo porque no podés hacerte cargo de los cachorros’. Esa gente humilde, por ahí se deja ayudar. Después tenemos otros casos extremos donde hay bienestar económico, no se dejan ayudar y sacan indiscriminadamente cachorros. Ahí es más complicado y solicitamos la presencia policial”. Agregaron que algunos vecinos “porque tienen solvencia económica, se creen con derecho de hacer lo que quieren”.

Denuncias

Malavassi subrayó el carácter anónimo de las denuncias que realicen vecinos, especialmente en casos de maltrato animal. “La gente considera que si alguien trata mal a un animal es violento, queremos destacar que las denuncias son anónimas; queremos resolver el problema con el animal, no genera conflictos entre vecinos”, dijo.

Consultado Retamar si llegan muchos conflictos de este tipo a la Comisaría, comentó: “No digo en demasía, pero hemos tenido algunos casos con vecinos que se pelean por algún animal. Hoy por hoy, el maltrato animal está penado por la ley; es un delito. También entre vecinos se han peleado, hemos hecho causas por lesiones. En algunos casos se han secuestrado armas porque han disparado contra los animales”.

Las voluntarias destacaron que les sirve la denuncia anónima de los vecinos para conocer situaciones y poder actuar con la ayuda de las autoridades.

 

Decreto Nº272/17 sobre Voluntariado Social

La norma firmada el 2 de junio pasado regula las actividades reconocidas por la municipalidad como voluntariado. Establece, entre otras, las siguientes definiciones:
• Se crea el “Programa de Voluntariado Social Municipal” para promover la acción solidaria en actividades de voluntariado social que promueva el Estado local, en materias educativas, culturales, científicas, deportivas, sanitarias, ambientales, entre otras;
• Se elaborará un “Registro Municipal de Voluntarios/as Sociales”;
• Se define como voluntarios sociales a aquellas personas que desarrollen de un modo gratuito, altruista y solidario, actividades de interés general, en programas que promueva la Municipalidad;
• La incorporación de voluntarios sociales se formalizará por acuerdo;
• Las actividades de voluntariado podrán ser consideradas como antecedentes de valoración obligatoria, en concursos para cubrir vacantes en la Municipalidad;
• Objetivos: Entre otros, proporcionar herramientas de desarrollo de acciones de voluntariado social; brindar un espacio para realizar acciones solidarias dentro de un marco institucional; revalorizar la tarea de voluntariado social, que se desarrolle de modo gratuito y solidario;
• Derechos: recibir información necesaria para la realización de actividades y funciones asignadas; recibir los medios adecuados para el cumplimiento de tareas y actividades asignadas; recibir formación y capacitación; disponer de acreditación identificatoria; obtener un certificado donde conste la labor desempeñada en carácter de voluntario social;
• Obligaciones: Actuar con diligencia en el desarrollo de las tareas; participar de actividades de formación y capacitación; no percibir contraprestación o remuneración; mantener la confidencialidad de la información obtenida.

Dejar respuesta