Ocho de cada diez comercios  pymes no pudo poner en marcha el programa del Gobierno “Precios Transparentes” para compras al contado o financiadas debido a la falta de comprensión del plan oficial y por ausencia de instrucciones. Por eso, reclamaron una campaña aclaratoria.

Así surge de un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que además denunció que la ausencia de información está “generando altercados entre consumidores y vendedores que perjudican a las pymes”.

“El 28% de los comercios analizados aún no implementó la norma porque no la comprende o está analizando cómo hacerlo“, señala el estudio de la entidad.

Según el mismo relevamiento, otro 31,9% no la aplica porque ya cobraba precios diferentes por pago “efectivo, en una cuota o débito y pago en cuotas”.

En tanto, el 20,2% no la aplica porque no acepta tarjeta o porque sólo acepta tarjetas en un pago y los precios entre esas dos modalidades siempre fueron iguales.

“Es decir, el 80,1% de los comercios PyME no cambió nada frente al martes 31 de enero“, consideró la CAME.

Además, el 4,8% de los comercios relevados que antes cobraban  cuotas sin interés disminuyó entre 5% y 10% el precio de venta en  efectivo o un pago, pero aumentó entre 10% y 20% el precio con financiamiento en seis cuotas.

Sólo el 15,1% de los negocios relevados mantuvo el precio en un pago o efectivo, pero aumentó el valor financiado, cuando antes cobraban cuotas sin interés absorbiendo ellos los costos. Los aumentos declarados en cuotas sin interés rondan el 10% para seis pagos.

“Frente al desorden, muchos comercios están poniendo el precio en un pago o efectivo y carteles donde dice consultar en caja por opciones de financiamiento. Eso está generando cierta sensación de ambigüedad en el consumidor de que los precios se incrementaron, cuando no ocurrió así en el comercio pyme”, consideró.

Dejar respuesta