Thiago Valentino, nombre que recibió el bebé de poco más de seis meses de gestación que fue encontrado en la basura al fondo de una casa precaria, en una bolsa de arpillera, envuelto en trapos, en la localidad de Hernández el pasado miércoles 14 de noviembre.

El pequeño había sido inmediatamente asistido en el Centro de Salud Martín Fierro de Hernández y trasladado al Hospital de Nogoyá, con vida; luego derivado al Hospital San Roque de Paraná, donde permanece con riesgo de vida pero, según se informó, en el transcurso de los últimos días ha registrado una leve mejoría. “Dentro de su gravedad, está algo mejor, ya sin los hinotrópicos, y la mamá lo alimenta por sonda”, confirmó a Elonce el jefe del hospital materno infantil San Roque, Marcelo Itarte.

La alimentación por sonda le permite al bebé llevar algo de alimento al estómago. Esta es la forma más eficiente y más segura de brindar una buena nutrición, indicaron desde el nosocomio.

Cabe recordar que la madre del pequeño, acompañada por personal del área municipal de Niñez de Hernández, arribó el jueves 15 a Paraná y tras ser entrevistada por personal de Copnaf, fue llevada hasta el hospital San Roque para que vea a su hijo.

“El bebé sigue grave y si bien tuvo una leve mejoría, permanece bajo riesgo de vida como consecuencia de una infección bacteriana severa”, explicó el responsable del nosocomio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here