El síndrome de Down es un trastorno causado por un exceso de material genético en lo que se conoce como el cromosoma 21. Los seres humanos tienen 21 pares de cromosomas. El síndrome de Down consiste en una especie de trío en lo que debería ser el último par. No por casualidad la fecha declarada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) es el 21 del mes tres.

De acuerdo con la ONU, tal disyunción genética afecta a una en cada 1.000 personas en el mundo y se traduce en discapacidad intelectual a la que se suelen asociar además problemas de salud, como alteraciones oculares, déficits auditivos, obesidad y enfermedades cardíacas, entre otros.

“El acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona [con síndrome de Down]”, resalta la ONU en su sitio para celebrar la fecha.

En diciembre de 2011, la Asamblea General designó el 21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down. Con esta celebración, la Asamblea General quiere aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. También quiere resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.

Dejar respuesta